Teatro, luz y sonido inundan Salinas en la Feria de la Sal

Los periodistas comprobaron ayer el paseo virtual por las salinas, que dura 28 minutos./jesús andrade
Los periodistas comprobaron ayer el paseo virtual por las salinas, que dura 28 minutos. / jesús andrade

Añana incorpora una experiencia de realidad virtual a su oferta de visitas

MARÍA JOSÉ PÉREZ

Recorrer el Valle Salado de Añana, sobrevolarlo, sumergirse en el subsuelo... Admirarlo desde un perspectiva completamente diferente ya es posible sin necesidad de moverse de la silla. Sólo hay que acercarse hasta Salinas. Allí, tras disfrutar de la imagen panorámica de las estructuras de madera, las canalizaciones del agua y las eras que retrotraen al visitante unos cuantos siglos atrás, comienza la nueva experiencia virtual que desde hoy ofrece el Valle.

La historia del enclave, su biodiversidad o la explicación de cómo se produce la sal de la misma forma que lo hacían los romanos narrada por el actor Txema Blasco, convertido en salinero para la ocasión, constituyen una auténtica experiencia sensorial completamente diferente a cualquiera de las demás que proporcionan los recorridos que ya se podían realizar por el Valle.

La visita en realidad virtual es totalmente inmersiva, desarrollada con precisión por dos empresas alavesas: Kind visual e Ideolab. La narración, que resume 7.000 años de historia en 28 minutos, ha sido realizada por el departamento de comunicación de la fundación, dirigido por Alberto Platas. El resultado de dos años de trabajo ya está disponible. Para completar esta nueva propuesta al término del recorrido virtual, en el que el espectador se siente en ocasiones como flotando y en la que puede ir eligiendo hacia dónde dirige su mirada, se añade una cata de sal, siguiendo la metodología desarrollada por el Laboratorio de Análisis Sensorial de la UPV.

La puesta en marcha del pack 'realidad virtual más cata' (de una hora de duración al precio de 10 euros y accesible a todo tipo de público) ha modificado algunas de las propuestas de visita que había hasta ahora, ya que se ha suprimido la de recorrido por el valle más cata.

En cinco idiomas

En grupos máximos de 25 personas, cada uno se coloca unas peculiares gafas -similares en forma a las de un buceador- y unos cascos para escuchar la narración en el idioma que elija (español, euskera, inglés, francés y alemán). Hay cuatro pases disponibles a las 11.15, 12.30, 16.00 y 17.30 horas, en temporada alta (del 26 de marzo al 4 de octubre), y dos el resto del año: 11.15 y 12.30 horas.

Con esta experiencia de realidad virtual se ha conseguido, además, «dar solución al problema que se produce en el Valle fuera de temporada, cuando la climatología impide entrar», se congratuló ayer durante la presentación la diputada foral de Cultura, Igone Martínez de Luna. A su lado, el director gerente de la Fundación Valle Salado, Andoni Erkiaga, resaltó los dos años de trabajo «para conseguir un producto de gran calidad».

Feria de la Sal

La Feria de la Sal convertirá hoy Salinas de Añana en un escenario al aire libre en el que un centenar de personas representarán de forma teatralizada (17 y 18.30 horas) el pasado, el presente y el futuro de las salinas. Será una de las actividades de un programa que incluye una feria propiamente dicha hasta las 21.30 horas, una fanfarre que animará las calles, un campeonato de bolos y una barbacoa. Todo ello antes de que a las nueve y media comience el espectáculo en el que los entramados de madera y las eras se llenan de sonidos y se iluminan con multitud de colores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos