Susan Santos: «Debe haber equilibrio entre la academia y la calle»

Susan Santos, con su Fender Stratocaster, en la imagen que presenta su reciente grabación./E. C.
Susan Santos, con su Fender Stratocaster, en la imagen que presenta su reciente grabación. / E. C.

La autodidacta voz y guitarrista de blues-rock desgranará su eléctrico repertorio el sábado en Hell Dorado

Natxo Artundo
NATXO ARTUNDO

Con esa aliteración en su nombre, Susan Santos podría compartir con su tocaya Storm, con Peter Parker o con Bruce Banner las páginas ideadas por el maestro de los cómics Stan Lee. Pero aunque esta mujer es todo un personaje, no lo es de las viñetas, sino del blues y el rock. Así lo atestigua el reciente premio a la mejor actuación de un músico en los European Blues Awards 2018. Y, desde luego, Santos sí posee cualidades para la acción: la cantante y guitarrista zurda sabe cómo extraer la energía de su voz y de las cuerdas de su guitarra –tanto con los dedos como con el «slide»– para incendiar la sala donde actúa.

Este sábado estará en Hell Dorado, un local que ya conquistó en junio del año pasado en horario de vermú. «Me llamó la atención, porque cuando hacemos algún concierto al mediodía ha sido en un formato más acústico. Fue una grata sorpresa hacer un concierto de rock tan eléctrico al mediodía, me parece una propuesta brutal», valora la artista. Por la noche (desde las 22.00 horas, abren la velada Lomoken Hoboken), la oscuridad se aliará con esta discípula de las grandes figuras del Delta de Mississippi y del Southside de Chicago.

Y lo hará a través de un repertorio diverso, al que acaba de incorporarse hace un par de meses 'No U Turn' (TWH Records), el nuevo disco en una trayectoria donde ya figuraban 'Take me home', (Grasa Records, 2010), 'Shuffle Woman' (Peer Music, 2012), 'Electric Love' (Paella Records, 2014) y 'Skin & Bones' (Paella Records, 2016). Este quinto álbum fue grabado en Madrid, producido y mezclado por Juan de Dios Martín en Los Ángeles, California, y masterizado en los californianos Aftermaster Studios por Peter Doell (quien ha trabajado con Glenn Frey, Steve Miller, Willie Nelson o Tom Petty).

«Este disco tendrá una parte importante en el concierto y, de hecho, es la causa de volver a Hell Dorado», comenta. «Considero que es el más sincero, el más cercano al momento en el que me encuentro, tanto a nivel musical como personal. De ahí lo de 'No U Turn', porque para mí la metáfora de la señal de »prohibido cambiar el sentido« es el momento actual. Imagine: quinto disco, con un bagaje de unos cuantos años dedicándome a tocar... El único camino que veo es el camino hacia adelante», agrega la guitarrista zurda.

Con mayor proyección fuera de las fronteras peninsulares, esta artista –cuyos próximos compromisos la sitúan en México y California– es una cantante y guitarrista autodidacta que recorre los terrenos del blues, el rock, la americana o el rockabilly de manera personal. De hecho, su estilo no lo desarrolló tanto en la escuela como en la práctica individual. «Este tipo de músicas son algo que se aprende sobre todo en la calle, de otra manera. Para mí fue la opción, porque no encontré otro camino que empezar por mi cuenta con la guitarra. Pero hace un par de años me puse a estudiar armonía, cosas que te interesa aprender como músico y que, aunque no vaya a usar al 100% en mi proyecto, sí que mola enriquecerse escuchando otras músicas, estudiando otras cosas. Tampoco hay que cerrarse. No es lo uno ni o otro: hay que buscar equilibrio entre la academia y la calle», valora.

Afinaciones diversas

Con un fraseo más allá de lo eficiente y una contundencia que apela a las raíces musicales, Susan Santos es autora de un cancionero que destila legitimidad estilística, a través de una fórmula que se apoya en el power trio como vehículo sonoro. «La gente se ha a encontar un plus que no está en los discos. Siempre hay improvisaciones, variaciones, los temas no van a estar tal como están en la grabación y es lo que hace que cada concierto sea diferente. Pasan cosas, la música está viva y en este tipo de estilos es el camino», razona Susan Santos.

Aparte, viaja con dos guitarras. «Con una de ellas hago la mayor parte del concierto, pero hay temas en los que uso afinaciones distintas para tocar el »slide« y por eso llevo dos», explica Santos. Ella se maneja tanto con los tonos estándar como en sol o re abiertos. «De hecho, en el concierto habrá de los tres, ja, ja», anuncia la artista, que en su último álbum también ha tocado el banjo.

Tras formar parte de diversos proyectos musicales, la guitarrista extremeña se instaló en Madrid hace una década, para encabezar esta iniciativa personal. Intensos años de actuaciones le han llevado por un buen número de salas y festivales en España, Bélgica, Holanda, Reino Unido, Estonia, Francia, Alemania o las ciudades estadounidenses de Los Ángeles o Chicago. También ha aparecido en diferentes «shows» televisivos, así como musicales y obras teatrales.

¿Le pasará como al tópico profeta que no lo es en su tierra? «Es una pena, pero sucede. Cuando llevas tiempo tocando la gente te hace más caso fuera que aquí. Luego, también está el hecho de que se fijen en ti cuando ya estás sonando bastante fuera. Y eres la misma que hace dos años tocabas en este sitio», compara Susan Santos.