El soterramiento sentencia 5 túneles y puentes del centro de Vitoria que cruzan las vías

El paso del Duende podrá eliminarse si los trenes son soterrados y dejan libre la superficie./Blanca Castillo
El paso del Duende podrá eliminarse si los trenes son soterrados y dejan libre la superficie. / Blanca Castillo

El proyecto plantea elevar San Antonio, Fueros y Rioja a nivel de superficie y eliminar las pasarelas ferroviarias de La Senda y San Cristóbal

Iosu Cueto
IOSU CUETO

El proyecto de soterramiento del tren a su paso por Vitoria que el Gobierno vasco y el Ayuntamiento han trasladado al Ministerio de Fomento plantea acabar con cinco pasos subterráneos y puentes que sirven para que los peatones y los vehículos superen la brecha ferroviaria. De este modo, y a falta de que las instituciones cierren el diseño definitivo del plan «en las próximas semanas», la profunda remodelación serviría para que el Paseo de La Senda, San Antonio, Fueros, Rioja -el paso del Duende- y San Cristóbal se libraran de sus respectivos túneles y pasarelas peatonales.

Como avanzó ayer EL CORREO, las instituciones han diseñado un nuevo vial en sentido este-oeste con dos carriles por sentido que partirá en superficie de Portal de Castilla -junto al puente azul- y discurrirá soterrado bajo el actual corredor ferroviario. Antes del Paseo de La Senda, los coches empezarán a descender hasta alcanzar los 8 metros de profundidad. De esta forma podrán conectar con el piso -1 de la nueva estación de Dato. Los vehículos emergerán de nuevo a la superficie entre el puente de San Cristóbal y la plaza de toros. Por debajo de estos carriles de circulación irán las galerías con los trenes de Alta Velocidad y de mercancías.

Misma cota

Evidentemente, esta actuación tendrá un impacto directo sobre las calles que hasta ahora han discurrido en sentido norte-sur tanto por debajo de las vías -pasos- como por encima -puentes-. Y las más céntricas pasarían a estar a nivel de superficie, a la misma cota que el terreno colindante.

En el Paseo de la Senda, el plan pasa por mantener la rasante y retirar el puente, eliminando así el paso bajo las vías. En San Antonio los técnicos apuestan por elevar la rasante prescindiendo del túnel, al igual que en Fueros y en Rioja, que perdería el paso del Duende, un punto que muchas personas acostumbran a esquivar en cuanto anochece por la sensación de inseguridad que despierta. Por último, el puente de San Cristóbal también podría derribarse tras modificar la rasante de la calle.

Temas

Ave