Los sospechosos de 'Presunto culpable' desfilan por la alfombra de Vitoria

Alejandra Onieva y Miguel Ángel Muñoz, en la entrada del Teatro Principal de Vitoria. / Rafa Gutiérrez

La serie, rodada en Mundaka, tiene un final cerrado, pero que podría tener una segunda temporada

ELCORREO.COM

'Presunto culpable', el nuevo thriller de Antena 3, pivota sobre «un gran misterio que envuelve toda la serie: ¿qué pasó con Anne y quién está detrás» de su desaparición, un crimen en el que todos los personajes parecen sospechosos en algún momento de la trama.

La directora de Ficción de Atresmedia, Sonia Martínez, y el director de Ficción de Boomerang TV («Mar de plástico», «El tiempo entre costuras»), Josep Cister, han presentado esta nueva producción en el Festival de Televisión de Vitoria (FesTVal), que esta noche ha acogido el preestreno del primer capítulo.

«Presunto culpable», se localiza en Mundaka, un pequeño pueblo pesquero de Bizkaia, donde se han rodado muchas escenas de la serie y cuyo paisaje y ambiente constituyen «un personaje más de la serie», que tiene un final cerrado, pero que podría tener una segunda temporada.

Cuenta la historia de Jon Aristegui (Miguel Ángel Muñoz), un científico investigador que tras la muerte de su padre regresa a su pueblo natal, que había abandonado seis años atrás, cuando su novia Anne (Alejandra Onieva) desapareció y muchos vecinos le consideraron responsable.

Jon vuelve con la intención de esclarecer qué ocurrió, pero tropezará con el recelo y la desconfianza tanto de la familia de su novia como de la suya propia, dos clanes enfrentados desde antes de que Anne y Jon se enamoraran.

La otra protagonista de la trama, Anne, es la «chica flash-back» porque esta será la forma en que la conocerán los espectadores, según ha explicado la actriz que la encarna, Alejandra Onieva.

Esos saltos atrás en el tiempo también revelarán que «nadie sabía verdaderamente cómo era Anne» lo que agrandará el misterio, ha apuntado el guionista Javier Holgado.

Completan el elenco principal Susi Sánchez, como la madre de Jon, una mujer adinerada cuya empresa posee unos astilleros, y Elvira Mínguez, como la madre de Anne, entre otros nombres.

La primera tiene una relación de «amor y temor con su hijo porque no sabe si es culpable» de la desaparición de Anne, aunque en esencia es «una defensora de la familia», relata Sánchez.

Su antagonista, la madre de Anne, es una mujer que, según la actriz que la encarna, «representa el matriarcado» y tiene «un objetivo muy claro: para ella Jon es el culpable y quiere demostrarlo a costa de lo que sea».

Aunque Jon es el principal sospechoso, según avancen los trece capítulos de la ficción, se comprobará que «todos pueden ser el culpable, si es que lo hay, y es algo que no se sabrá hasta el final», según ha avanzado Miguel Ángel Muñoz.

«Es una serie que va a tener en vilo a todos. Hay mucha intriga y los que parecen sospechosos al principio dejan de serlo para dar lugar a otros», ha resumido Alejandra Onieva.

De hecho son muchos en el pueblo los que no quieren remover este asunto, entre ellos dos hermanos del protagonista: Iñaki (Carlos Serrano), que se pone al frente de los astilleros familiares, y Ainhoa (Itziar Atienza), la alcaldesa, que forman «un eje del mal» contra Jon, según ha explicado la actriz vasca.

Ambos son personajes oscuros que se sitúan en «el lado villano» de la trama y que muestran su «peor cara» con el regreso de su hermano, con el que guardan rencillas, apunta Serrano.

Miguel Angel Muñoz ha subrayado la dureza del rodaje -a caballo entre Madrid y la comarca vizcaína de Urdaibai- ya que en Euskadi el tiempo lo ha «complicado muchos días, bueno casi todos», ha dicho entre risas, para añadir a renglón seguido que el equipo se ha «enamorado de la zona, de su gente y de la gastronomía».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos