José Alipio, director de Raíces de Europa

«La solidaridad también debe ser un valor capital de Europa»

José Alipio Morejón, director de Raices de Europa, durante una entrevista anterior. /RAFA GUTIÉRREZ
José Alipio Morejón, director de Raices de Europa, durante una entrevista anterior. / RAFA GUTIÉRREZ

José Alipio Morejón, director de Raíces de Europa, desgrana el ciclo de conferencias acerca de los retos de la UE que arrancan este martes semana en la sala Luis de Ajuria

Ramón Albertus
RAMÓN ALBERTUS

«Aprender». Es uno de los verbos que más emplea José Alipio Morejón, director de la Asociación Cultural Raíces de Europa con sede en Vitoria. Las enseñanzas de las que habla este doctor en Historia del Arte se vuelcan en los problemas de toda índole a los que se ha enfrentado la sociedad europea en los últimos años. Desde el 'brexit' a la crisis de los refugiados. Y reivindican la necesidad de fijar unos objetivos en común en la UE. Por ello, la asociación han organizado un ciclo de tres charlas titulado 'Debates Ciudadanos' que se celebran en la sala Luis de Ajuria desde este martes 10 de septiembre hasta el jueves. La asistencia a estos «encuentros de diálogo y reflexión para toda la sociedad» es gratuita.

-Arranca el ciclo con la charla 'Una Europa de valores. El reto de la identidad' que ofrece Armando Zerolo, doctor en Derecho ¿Cuáles son los valores que tenemos que recuperar, se nos han olvidado o nunca hemos tenido en común?

- Para cualquier institución y persona es bueno tener metas para saber hasta dónde uno quiere llegar, si uno no lo sabe tampoco va a poner los medios adecuados para llegar a esa meta. Toda persona e institución necesita plantearse esa meta para conocer qué queremos ser. Y cualquier sociedad democrática se lo tiene que plantear. Por eso, estos debates también sugieren reflexiones acerca de estos temas. La identidad marca lo que quieres llegar a conseguir y de eso vamos a hablar. Yo entiendo que se deben fortalecer aspectos capitales de Europa: la libertad; la igualdad de oportunidades; la solidaridad también debe ser un valor capital y la justicia, además de la atención y el desvelo por los más débiles.

- Ese reto europeo de unidad del que se habla se encuentra con el 'Brexit'. ¿También se trata en las charlas?

- Acabará apareciendo. La unidad está en el propio nombre de la Unión Europea. Se trata de una unión en la diversidad. A los ponentes les hemos dado la idea del título, harán una introducción para abrir temas de debate, dar pistas y dirán lo que consideren oportuno… Los asistentes van a reflexionar, plantear preguntas y sugerencias. Supongo que la situación de Reino Unido ahora mismo estará muy presente, también por esas voces que hablan de ruptura y desunión saldrán. A todos nos afecta y nos tenemos que preguntar por qué llegó a pasar lo que ha pasado, si se puede repetir con otros países y cuál es la situación actual. No es un hecho positivo, evidentemente.

- Uno de los conferenciantes, el exeurodiputado Ramón Jáuregui, recién jubilado, también habla de retos del viejo continente.

- Me parece una persona joven que atesora una experiencia, conocimientos y vida riquísima. El hecho de que se acabe de jubilar le dará incluso más libertad a la hora de exponer sus opiniones. Su charla también sirve para que los ciudadanos seamos consciente de los avances en Europa. Que se tenga acceso médico si hay un accidente y te puedan atender con prontitud o que cuando alguien se jubile tenga una tranquilidad y recursos, es algo muy importante. La charla servirá también para situarnos en la actualidad, saber cómo se sostienen las pensiones en el invierno demográfico y cómo se puede mejorar. Todos esos temas seguro que los abre...

-Usted también acude a las charlas para aprender...

- Claro. Uno va a aprender, también entre la gente corriente que asiste hay mucha sabiduría. De hecho, sería importante que encontráramos un cauce para que las las opiniones llegaran cada vez más a los poderes fácticos. El deseo de escucharnos más y hacer una Europa mejor entre todos tiene que ver también con una democracia más viva, constructiva y dinámica. Que no se limite a un día de elecciones, un día que se vota, sino que se vote más a menudo… Ahora mismo hay medios para que la democracia se fortalezca, tanto reflexionando sobre ella como con mecanismos que pueden permitir que haya una participación ciudadana más activa.

- Otro de los temas candentes que se trata es la crisis de los refugiados. El título de la charla del cooperante Javier González ('Una Europa más solidaria, acogedora de refugiados e inmigrantes y que protege a los más débiles') entronca con las palabras del Papa acerca de la postura de Europa al respecto: «Al mundo se le ha olvidado llorar».

- Son palabras muy hermosas. Y verdaderas. Es verdad que cuando uno ve cómo es la situación en tantos lugares del mundo es más fácil meternos en el pellejo de otros. El tema de los refugiados y de la inmigración es un tema riquísimo porque son personas que viven una situación trágica y siempre hay que pensar cómo se les puede ayudar de la mejor manera. Creo que Europa necesita recurrir a la famosa cita «solo sé que no sé nada». Tiene que aprender a dejar de mirar de arriba a abajo y aprender de otras culturas, civilizaciones menos desarrollados económicamente, pero con juventud, alegría y saber.

Conferencias en el Aula Luis de Ajuria

Las charlas comienzan este martes 10 de septiembre en el Aula Luis de Ajuria con la charla 'Una Europa de valores. El reto de la identidad' de Armando Zerolo, doctor en Derecho por la Universidad San Pablo CEU. Mañana (11 de septiembre), el exeurodiputado Ramón Jáuregui, que ya hace tres años participó en un ciclo organizado por Raíces de Europa, abordará los avances del estado de bienestar en el viejo continente en una conferencia titulada 'Una Europa más justa'. Cerrará el ciclo Javier González, un cooperante con amplia experiencia en África, sobre todo en la zona de Etiopía, con 'Una Europa más solidaria, acogedora de refugiados e inmigrantes y que protege a los más débiles'. En su coloquio se abordarán las situaciones de «resistencia» de la población que vive en países menos desarrollados. Todas las conferencias tienen entrada libre, a las 19.00 horas, hasta completar aforo.