El Servicio de Ayuda a Domicilio de Álava podría ir a la huelga en septiembre

Las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio, durante las protestas del 8 de marzo. /Iosu Onandia
Las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio, durante las protestas del 8 de marzo. / Iosu Onandia

Las trabajadoras piden mejorar su convenio. Los paros afectarían a cerca de 3.500 usuarios

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Comenzaron a movilizarse el pasado mes de febrero, pero este lunes han registrado un preaviso de huelga indefinida frente a la Delegación de Trabajo. Las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio de Álava podrían ir a la huelga a partir del próximo 15 de septiembre, y es que su convenio lleva sin actualizarse al menos desde el año 2012. Las empleadas denuncian que arrastran una pérdida de poder adquisitivo del 7,4% desde entonces y solicitan a las instituciones que se impliquen en la mejora de sus condiciones laborales.

Estos 700 trabajadores, en su mayoría mujeres, limpian, cocinan, medican y ayudan con la compra y los cambios posturales a alrededor de 2.981 usuarios en el territorio alavés. Reciben un sueldo de 900 euros netos por acometer estas labores, pero deben trasladarse entre distintos domicilios para completarlas y, en ocasiones, su jornada se reduce a apenas dos horas diarias, por lo que ni siquiera tienen unos ingresos mensuales superiores a 500 euros asegurados. Recorren distintos barrios de la capital alavesa o decenas de kilómetros entre municipios alaveses cada día.

Los sindicatos ELA, CCOO, LAB y UGT secundan la huelga que podría producirse a partir de septiembre. Las trabajadoras ya protagonizaron algunos paros de tres horas durante los meses de febrero y marzo, pero esta vez contemplan una huelga indefinida. El Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS) y el Ayuntamiento de Vitoria plantean aplicar un nuevo convenio desde el 1 de abril de 2019, cuando se adjudique el SAD de forma definitiva. La fecha podría alargarse si se presentan recursos, y el incremento se haría de manera progresiva hasta diciembre de 2020. No obstante, la plantilla considera insuficientes estas medidas y ha decidido mantener las movilizaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos