Saratxo pide cambios en el proyecto de la carretera, que ahoga a negocios locales

El aparcamiento del restaurante  casi desaparecerá con la obra. /GOOGLE MAPS
El aparcamiento del restaurante casi desaparecerá con la obra. / GOOGLE MAPS

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

Con la obra de la carretera de Saratxo a punto de empezar, los vecinos siguen pidiendo cambios que no ahoguen a los negocios locales que trabajan en los terrenos que verán afectados por las obras. Uno de ellos es el restaurante Dani. Según han explicado los afectados, «el diputado -de Infraestructuras, Josu López Ubierna-, invita a los colindantes a que vendan terreno para ampliar el mínimo aparcamiento que dejan al restaurante». Se trata de un local que cuenta ahora con un amplio espacio para coches y camiones, que se verá reducido «a una cuarta parte» con la obra, lo que significa que «lo mata». Por eso, hacen un llamamiento a López Ubierna para que «convenza al director del proyecto, -Miguel Ángel Ortiz de Landaluce- para que lo cambie». Apelan incluso a la propia posición del diputado y de otros políticos forales que «entraron en la legislatura diciendo que era una locura y cuando salen, el director del proyecto les ha convencido de que es la mejor solución para la comarca y para la seguridad».

Lamentan no tener noticias forales sobre el inicio de la obra, «pese a que las máquinas están a punto de entrar». Una vez más, como desde hace más de dos décadas, insisten en que el diseño de la carretera «no se ha movido ni una coma desde que se nos presentó a la Junta Administrativa de Saratxo hace más de veinte años». Aseguran que la reducción en la ocupación de suelos se limita «al 1%». En su opinión, «si esto es tener en cuenta la petición de minimización hecha en el pleno de Tierras Esparsas, que lo digan bien alto los partidos que firmaron la moción», PNV, PSE , EH Bildu y PP.