Salburua verá ya esta semana el arranque de las obras del segundo colegio del barrio

Reproducción del colegio Errekabarri, entre el Paseo de la Ilíada y el Bulevar de Salburua. /E. C.
Reproducción del colegio Errekabarri, entre el Paseo de la Ilíada y el Bulevar de Salburua. / E. C.

El nuevo instituto de Zabalgana estará terminado en un mes para recibir a sus primeros alumnos en septiembre

NEREA PÉREZ DE NANCLARES

Los vecinos de la zona este de la ciudad empezarán a ver esta semana operarios en el solar situado entre el Paseo de la Ilíada y el Bulevar de Salburua, donde se levantará el segundo colegio del barrio: el CEIP Errekabarri. La empresa adjudicataria de las obras inició oficialmente las obras el pasado día 9, aunque no se haya percibido movimientos en la zona. «Antes de eso tienen que pedir los permisos oportunos», detallaron fuentes del Departamento de Educación del Gobierno vasco.

Una vez iniciados los trabajos, la empresa Construcciones Adolfo Sobrino tendrá dieciocho meses para levantar un colegio con capacidad para acoger a 700 niños de dos a doce años. Será un centro con tres aulas por cada nivel de Educación Infantil y Primaria que costará 6.245.202 euros (IVA incluido) al Gobierno vasco.

Con el pistoletazo de salida de las obras, la asociación de madres y padres (Ampa) de Errekabarri empieza a ver «luz al final del túnel». No en vano, llevan cinco años esperando esta escuela. El Departamento vasco de Educación abrió en 2013 la matriculación en el CEIP Errekabarri ante la imparable demanda de plazas educativas en el barrio y habilitó el antiguo colegio Cándido Ruiz de Garibay para acoger a los primeros alumnos mientras se construía el nuevo complejo.

Con el paso de los cursos, estas instalaciones se han ido quedando pequeñas. En la actualidad, hay 410 niños, desde dos años hasta segundo de Primaria. Consciente de la necesidad de espacio, la consejería de Cristina Uriarte habilitó durante el pasado verano el cercano edificio de la EPA Paulo Freire para albergar a los estudiantes de Primaria. Los padres siguen muy de cerca los plazos de construcción del colegio porque son conscientes de que las instalaciones que ocupan en la actualidad no dan para más, aunque con los años se han ido reformando y adaptando a las necesidades educativas de sus alumnos. Lo último en recibir ha sido el equipamiento para el nuevo polideportivo. «Desde Educación nos informan cada semana la situación en que se encuentra el proyecto. Estamos muy pendientes», incidió el presidente de la Ampa, Igor López de Ondategi.

Nuevo instituto

Mientras comienzan las obras del segundo colegio de Salburua, las del primer instituto de Zabalgana entran en su recta final. Según confirmaron fuentes de Educación a este periódico, terminarán en un mes. A partir de entonces, tendrán tiempo suficiente para equipar el complejo con el objetivo de acoger a sus primeros alumnos el próximo mes de septiembre. Estos estudiantes reciben en la actualidad clase provisionalmente en el instituto Ramiro de Maeztu.

Las excavadoras entraron en el solar de la calle Portal de Zuazo el pasado mes de agosto para levantar este inmueble, que costará 8.128.505,6 euros (IVA incluido). Cuando este equipamiento esté a pleno rendimiento, acogerá a 940 estudiantes de Secundaria y Bachillerato de una de las zonas más jóvenes de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos