Salburua protesta ante un nuevo retraso en la apertura del segundo colegio del barrio

Salburua protesta ante un nuevo retraso en la apertura del segundo colegio del barrioGráfico

Ante el anuncio de que las instalaciones no estarán listas hasta Navidad del próximo curso, los padres y madres del CEIP Errekabarri iniciará movilizaciones

Gabriel Cuesta
GABRIEL CUESTA

Los alumnos de CEIP Errekabarri deberán esperar más de lo previsto para estrenar las aulas del que será el segundo colegio en la zona este de Vitoria, que estará situado entre el Paseo de la Ilíada y el Bulevar de Salburua. La asociación de madres y padres (Ampa) denuncia que «el curso 2019-20 no podrá iniciarse en el nuevo centro». Un plazo en el que «se había comprometido hasta ahora» el Departamento de Educación del Gobierno vasco, recuerdan.

Las obras comenzaron el 9 de marzo del año pasado y la previsión contemplaba que finalizarían en un plazo de 18 meses, es decir, con la intención de estar disponibles para el inicio del próximo curso en septiembre de 2019. Ahora, las madres y padres manifiestan que la propia delegada de Educación de Álava, Blanca Guerrero, ha informado a la dirección del colegio que los alumnos continuarán «hasta fin de año en el barrio de Zaramaga».

Son ya más de cinco años de espera. Una medida provisonal que se adoptó en 2013, cuando Educación abrió la matriculación en el CEIP Errekabarri tras habilitar el antiguo colegio Cándido Ruiz de Garibay para acoger a los primeros alumnos mientras se construía el nuevo complejo. Una respuesta ante la imparable demanda de plazas educativas en el barrio de Salburua y que se traduce en incómodos desplazamientos para cada uno de los alumnos.

«Fuertes movilizaciones»

Con el paso de los cursos, estas instalaciones se han ido quedando pequeñas. El número de alumnos ha crecido hasta acoger 410 niños, desde dos años hasta segundo de Primaria. Consciente de la necesidad de espacio, la consejería de Cristina Uriarte habilitó durante el verano de 2017 el cercano edificio de la EPA Paulo Freire para albergar a los estudiantes de Primaria.

«El traslado se llevaría acabo durante las navidades del curso 2019-20», indican desde el Ampa de Errekabarri. El nuevo centro, con capacidad para acoger a 700 niños de dos a doce años, contará con tres aulas por cada nivel de Educación Infantil y Primaria que costará 6.245.202 euros (IVA incluido) al Gobierno vasco. Igor López de Ondategui, presidente del Ampa del centro, denuncia «el perjuicio que supone todo ello en el propio proyecto educativo» y «el derroche económico para las arcas públicas» que supone el retraso. «Resulta incomprensible que la educación de mas de 500 niñas y niños esté al albur de factores que desconocemos», critican. Las Asamblea de Errekabarri, reunida el pasado 16 de enero, aprobó emprender «fuertes movilizaciones» para que «nuestros hijos e hijas comiencen el curso en Salburua».