Sagartoki, Toloño y PerretxiCo logran tres eguzkilores en la nueva 'Michelin' de los pintxos

Algunos de los galardonados posan con su eguzkilore./Miniature Pintxos Congress
Algunos de los galardonados posan con su eguzkilore. / Miniature Pintxos Congress

La guía 'Best Pintxos&Gastro' se presentí ayer en una gala en el Palacio Europa

Jorge Barbó
JORGE BARBÓ

Ese huevito frito que estalla en la boca para el goce del morrofino. El untuoso irlandés que no se saca el güisqui cheli y prefiere ir a setas. Aquel valioso lingote de foie que se funde en puro placer culpable de colesterol. Estos tres bocados, emblemas de sus respectivas casas, son ya un motivo más que de sobra para acudir a los restaurantes vitorianos Sagartoki, Toloño y PerretxiCo y acodarse en sus barras. Y gozar. Pero es que a partir de hoy, además, estos garitos de relumbrón cuentan con un 'marchamo' de calidad, que les distingue del resto. La guía 'Best Pintxos&Gastro' que se presentó en la tarde de ayer en una gala en el Palacio Europa les otorgó tres 'eguzkilores' a cada uno, la máxima distinció de la que aspira a ser la 'Michelin' de los pintxos.

Esta nueva 'Biblia' del picoteo vasco recoge y clasifica hasta 42 bares de la provincia, de La Casa del Patrón (dos eguzkilores) al Villa Lucía (uno), del Erkiaga (dos) al Borda Berri (uno). La guía, impulsada por los responsables del congreso Miniature, también ha referenciado 45 locales vizcaínos, 72 guipuzcoanos y 66 navarros. Para elaborarla, periodistas y críticos gastronómicos de Euskadi y Navarra especializados han recorrido los locales más señeros de cada zona. «Estoy convencido de esta guía servirá como herramienta de promoción turística y hará que todos nos espabilemos: hay que innovar porque ya no vale con dar el mismo pintxo con el que se ganó un concurso hace una década», explicó Rubén González sobre la iniciativa. Él fue uno de los encargados de repartir los 'eguzkilores' en el evento que reunió ayer a lo más selecto de las barras vascas.

Antes se falló el primer Concurso de Pintxos Tradicionales de Euskadi Masa Lenta Mun, en el que la decena de chefs que lograron superar la semifinal que se celebró el domingo en el Iradier Arena trataron de convencer a un exigente jurado de expertos. Con buen paladar. Los ganadores fueron Mikel Muñoz e Iñigo Tizón del Gran Sol de Hondarribia, con su pudin de cabracho. El Waska vitoriano se llevó la mención especial con un bacalao Club Ranero tailandés.