El PNV reitera la necesidad de ampliar Miñano después de paralizar los trámites

El contrato con Stoa tenía como objetivo estudiar la ampliación del parque de Miñano./Jesús Andrade
El contrato con Stoa tenía como objetivo estudiar la ampliación del parque de Miñano. / Jesús Andrade

Ante la evidente falta de apoyos, Urtaran frenó las modificaciones urbanísticos necesarios y que están salpicados por el 'caso De Miguel'

Ander Carazo
ANDER CARAZO

El Gabinete de Gorka Urtaran carece de apoyos en el proyecto para ampliar el parque tecnológico de Miñano. Ningún grupo de la oposición está dispuesto a apoyar los necesarios trámites urbanísticos, al menos, hasta que se despeje la sombra de la polémica por ser un contrato salpicado por el 'caso De Miguel', la red que supuestamente adjudicaba contratos 'a dedo' a través de instituciones controladas por el sector soberanista del PNV a cambio de comisiones y que está siendo juzgada en el Palacio de Justicia de Vitoria. Por esa razón, el alcalde decidió hace diez días frenar estas diligencias antes de sufrir un varapalo público.

Pero esto no supone renunciar a la ampliación del centro, ya que la teniente de alcalde Itziar Gonzalo ha insistido este lunes en la necesidad de conseguir nuevos terrenos. «Se tardan alrededor de cinco años en completar estos trámites. Vitoria puede quedarse atrás en su estrategia de centros industriales. De hecho, ya hemos recibido cuatro proyectos que han sido imposible de recibir» por falta de terrenos, ha afirmado. La también concejala de Urbanismo ha insistido en que en territorios como Bizkaia y Gipuzkoa, «con un nivel de ocupación similar» a Álava, se están desarrollando planes que suponen una «alfombra roja» para las empresas.

Gonzalo ha insistido en explicar que el Ayuntamiento sólo puede tomar decisiones sobre los trámites urbanísticos, ya que el polémico contrato fue suscrito en 2008 por el Parque Tecnológico de Álava y Stoa. Para el juez Roberto Ramos en la fase de instrucción, este acuerdo se hizo «de manera irregular» y fue el desencadenante de la denuncia que dejó al descubierto esta trama. Por eso, el fiscal jefe Josu Izaguirre ha solicitado doce años de cárcel para el administrador de Stoa, Sergio Fernández. Una petición que podría verse rebajada por la negociación que se ultima entre sus abogados y el Ministerio Público.

«Chiquillada»

Una vez más, la oposición ha arremetido contra el Gabinete Urtaran y el PNV. Si bien Irabazi ha intentado pasar de puntillas sobre la relación de este plan con la 'trama De Miguel', EH Bildu y -sobre todo- el PP han cargado contra la gestión del gobierno en esta materia. «No es necesaria ahora la operación e iría en contra de los intereses industriales de los polígonos de la ciudad, pero a favor del Partido Nacionalista», ha lanzado el conservador Miguel Garnica, quien ha calificado de «chiquillada» que Urtaran suspenda las tramitaciones urbanísticas.

«Nos habla de otros territorios, pero allí no hay ningún 'caso De Miguel», ha rematado Félix González, edil de la coalición independentista.