La recaudación de las Haciendas vascas se ralentiza

Reunión de de febrero del Consejo Vasco de Finanzas, donde Gobierno vasco, Diputaciones Forales y Ayuntamientos, debaten sobre el reparto de los ingresos fiscales. /Irekia
Reunión de de febrero del Consejo Vasco de Finanzas, donde Gobierno vasco, Diputaciones Forales y Ayuntamientos, debaten sobre el reparto de los ingresos fiscales. / Irekia

Hasta julio los ingresos alcanzaron los 8.530 millones, con un alza del 1,7%. Álava se mantiene en niveles de crecimiento con 1.152 millones

CARMEN LARRAKOETXEA

La ralentización de la economía parece que empieza a traslucirse en la recaudación de las tres Haciendas vascas, que hasta julio han ingresado vía impuestos un total de 8.529,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,7% respecto de los siete primeros meses del año anterior.

Este menor dinamismo en el crecimiento de los ingresos fiscales -hasta junio el alza alcanzaba se encontraba en niveles del 2,6%- hay que atribuirlo a la mayor debilidad recaudatoria que se registra en Gipuzkoa. Mientras que la Hacienda vizcaína logra elevar sus ingresos en un 2,4%, hasta contabilizar 5.090,4 millones (tras descontar los ajustes y transferencias de 652 millones); y la alavesa en otro 1,7%, sumando 1.152 millones; la guipuzcoana solo consigue crecer un 0,2%, con los 2.287,2 ingresados.

A pesar del menor crecimiento de ingresos, la Hacienda de Álava sostiene que la evolución del IVA, los Impuestos especiales y las retenciones de trabajo por cuenta ajena permite afirmar que «se mantiene, por lo tanto, la mejora de la actividad económica y el consumo».

En Álava, el IRPF la Diputación constata que los ingresos se limitan a 410 millones, con una reducción del 4,6%, pero afirma que eso responde las excepcionales devoluciones por las prestaciones de maternidad y paternidad desde 2013. En el Impuesto sobre Sociedades los ingresos alaveses suman 35 millones, con un alza del 3,9%,aunque desde la Hacienda dicen que aún es prematuro sacar conclusiones sobre la marcha fiscal de las empresas, ya que es en agosto cuando realmente se contabiliza esta figura impositiva. En Impuestos Indirectos, los vinculados al consumo, se registra un alza del 5% lo que lleva a la Diputación especificar que «se mantiene, por lo tanto, la mejora de la actividad económica y el consumo»

En Bizkaia, la recaudación neta son los 5.090 millones ingresados, tras haber transferido a los otros dos territorios 642 millones (475,1 millones a Gipuzkoa y 166,8 millones a Álava) correspondientes a los ajustes por IVA y por Impuestos Especiales. Entrando en las diferentes figuras impositivas, en Bizkaia el IRPF sube el 4%, mientras que el Impuesto sobre Sociedades cae un 7% debido a que, por primera vez, se ha tenido que compensar el pago a cuenta de las empresas que entró en vigor en 2018.

Desde Gipuzkoa, también se pone de relieve que el indicador del empleo discurre favorablemente, ya que el IRPF muestra unos ingresos de 835,1 millones, con un alza del 2,8 % más, en que específicamente las retenciones sobre rendimientos del trabajo aumentan un 5,5 %. Por lo que respecta a las retenciones por rendimientos del capital mobiliario subieron en 5,2 millones pero las que se aplican a las ganancias patrimoniales han disminuido en 16,3 millones. En concepto de Impuesto de Sociedades, Gipuzkoa ingresa 74,5 millones de euros, con una caída del 17,5 %, porcentaje en el que ha influido la disminución de los ingresos brutos, a lo que hay que añadir mayores devoluciones por los ingresos a cuenta realizados el año anterior.