El realismo de Eduardo Alsasua, paso a paso

El pintor vitoriano, discípulo de Antonio López, muestra a EL CORREO los bocetos y el resultado final de obras que se pueden contemplar hasta el 3 de noviembre en la sala ARTgia

RAMÓN ALBERTUS Viernes, 5 octubre 2018, 13:21

«No salgo del barrio porque tengo el estudio aquí al lado», dice el pintor realista Eduardo Alsasua (1981) acerca de su primera exposición individual en Vitoria, en la sala ARTgia de Judizmendi. A pesar de esta cercanía, su recorrido artístico ha paseado durante los últimos 20 años por diferentes puntos de la geografía hasta ser el protagonista de una exposición en la capital alavesa. «Es verdad que he tenido que mirar hacia afuera para dedicarme a esto», asume. Alsasua expone 'Un paseo por el barrio', compuesta por siete pinturas de gran formato. El autor explica el proceso que hay detrás de tres de las obras que se pueden ver hasta el 3 de noviembre.

El discípulo de Antonio López -a quien conoció en la Cátedra Francisco de Goya impartida por el autor- comenta que parte de «temas muy cercanos, incluso banales». Su padre era aficionado a la pintura y decoraba las estanterías los catálogos con obras del manchego. «Con 14 o 15 años entré en ese mundo de Antonio López compuesto casi sin salir de casa, con sus cosas cotidianas».

'Chubasquero'

«Este rojo, con esos brillos. Tengo que pintarlo», se dijo al ver colgado un chubasquero en su baño. «Le hice unas cuantas fotografías. Empecé con grisallas, una técnica al agua solo en blanco y negro para tener establecido los claroscuros. Y luego sobre eso pinto al óleo».

'El último día de verano'

«Estábamos en la playa y les hice una foto. Aparece mi abuela (en medio) junto a dos amigas. Me tiré unos seis meses con este cuadro. Los horarios son como los de cualquier trabajador. Me pongo a las nueve a una y media, y después de cinco a ocho. En el fondo había edificios pero quería un espacio más diáfano».

'Custodio'

«Estuve en la playa de Ereaga y me gustó mucho ese momento. Las basuras, los plásticos (la izquierda de la composición) y me faltaba algo. Tenía por otro lado, esta cabina de seguridad de una zona portuaria y me gustan mucho las formas cuadrángulares. Tenía estos dos temas y creía que pertenecían al mismo mundo».

Secciones
Servicios