«No queremos ser invisibles»

Miembros de Eginaren Eginez, con la 'Mujer invisible'./igor aizpuru
Miembros de Eginaren Eginez, con la 'Mujer invisible'. / igor aizpuru

Eginaren Eginez denuncia el ninguneo que las mujeres discapacitadas sufren en una sociedad que «nos discrimina»

Jon Ander Goitia
JON ANDER GOITIA

«Míranos, conócenos... No queremos ser invisibles», rogaba ayer Helena Espizua, portavoz de la asociación Eginaren Eginez. Este colectivo lleva cuatro décadas luchando por una vida «justa y digna» para las personas con discapacidad física en Álava. En la mañana de ayer volvieron a escenificar en la plaza de la Virgen Blanca la marginación que reciben por parte de «la sociedad y de las instituciones» en el trabajo, en el ocio y en el sexo. Una lucha que se ven abocadas a realizar en solitario. «El feminismo tampoco pelea por nuestros derechos», denunciaban ayer.

Esta marginación la sufren en el día a día, como por ejemplo en el trabajo. «Por nuestras características físicas nos dicen que no quedamos bien en el puesto», criticaba Soraya Potenjo. Estos estereotipos golpean a lo personal. «No somos atractivas para la sociedad. Alguna vez nos han llegado a preguntar: ¿En serio que queréis tener hijos? Es duro», comentaba dolorida.

«No somos atractivas para la sociedad. Cuestionan, incluso, que queramos tener hijos. Es duro» Soraya Potenjo

No acudieron solas. Blanca Esther Pinedo, miembro de Eginaren Eginez, explicaba que lo hicieron acomapañadas por la 'Mujer invisible'. Un maniquí sin cabeza ni brazos, vestido con ropa de calle y sentado en una silla de ruedas. Un muñeco que permitió comprobar ese malhallado 'superpoder de la invisibilidad' que estas mujeres sufren de forma continua en su día a día.

«Hemos teatralizado el modo en el que las mujeres del colectivo somos ignoradas y discriminadas», denunció Pinedo. La asociación la integran 1.600 socios, de los cuales alrededor de 700 son mujeres.

«Te quedas planchada»

«Lo ves escenificado y te toca. Te quedas planchada», aseguraba Lola Ureña, que se acercó a informarse. «Las mujeres tenemos problemas para visibilizarnos y ellas aún más. Tienen mi completo apoyo», manifestaba.