La AP-1 se prepara para soportar 1.800 coches a la hora

Un coche, junto a una de las cabinas de peaje. /Jesús Andrade
Un coche, junto a una de las cabinas de peaje. / Jesús Andrade

Habrá más personal en el peaje de Etxebarri-Ibiña y se desactivarán algunos telepeajes para evitar confusiones de coches extranjeros

Ander Carazo
ANDER CARAZO

Una media de 192 y 221 vehículos entran y salen cada hora por las cabinas de peaje en Etxebarri-Ibiña. A partir de hoy, sin embargo, el tráfico se complicará como consecuencia de la 'operación verano', en la que coinciden los que van y vuelven de vacaciones. En total, según datos de la Diputación de Álava, las cifras crecerán hasta los 1.400 y 1.800 coches, respectivamente, cada sesenta minutos. Tanto este fin de semana como el próximo será cuando se concentren los problemas de circulación y los técnicos forales vaticinan que esta situación se podrá repetir el 9 y 10 de agosto.

Para evitar que esa presencia masiva se traduzca en problemas de tráfico mientras las barreras se levantan, la Administración foral ha movilizado al personal suficiente para que las nueve cabinas estén operativas y se pueda facilitar a información a los conductores que así lo reclamen. También se reforzarán la vigilancia y la ordenación del tráfico en las zonas de entrada y salida de la autopista que conecta Álava con Gipuzkoa.

Otra de las decisiones que ha adoptado la Diputación es desactivar el sistema de pago con telepeaje (Via-T) durante los días mayor presencia de coches en la carretera, por lo que sus usuarios tendrán que recurrir al método tradicional. A los coches franceses que cuentan con este artilugio electrónico se les levantarían las barreras, pero no sucede lo mismo con los procedentes de Bélgica. Así que para evitar malentendidos se ha optado por descartar esta posibilidad.

En las últimas semanas y para evitar sorpresas, se han procedido a realizar labores de mantenimiento en las zonas de peaje y arreglar pequeñas averías. Además, se ha procedido a desarrollar un protocolo para hacer frente lo antes posible a la recuperación de vías de cobro con problemas en su funcionamiento y a la señalización de eventuales congestiones de tráfico.

Notable ascenso de la temperatura para la 'operación salida'