Preguntamos a los vitorianos que es lo último que hacen antes de dormir