«Le ponemos un 9 de nota a Vitoria. El trabajo 'green' es bueno, pero tiene cosas que mejorar»

Alumnos durante la jornada de 'Agenda escolar 21'/Igor Aizpuru
Alumnos durante la jornada de 'Agenda escolar 21' / Igor Aizpuru

Los centros escolares de Vitoria han presentado los resultados de la 'Agenda escolar 21', un programa que persigue sostenibilidad del planeta y que ha contado con la participación de 19.000 alumnos

Jon Ander Goitia
JON ANDER GOITIA

En el marco del Día del Medio Ambiente -se celebra el 5 de junio- los centros educativos de Vitoria se han reunido en la mañana del martes en el Palacio de Villa Suso para presentar los resultados de la 'Agenda escolar 21'. Un programa que ha contado con la participación de 19.000 alumnos y que viene siendo un fijo en el calendario de la 'Green capital' desde comienzos del siglo. En esta jornada los estudiantes, que llegan con los deberes hechos, tienen la misión de poner sobre la mesa propuestas que busquen mejorar la calidad de vida. Y estas no han pasado por alto para la mesa de los responsables municipales, encabezada por el alcalde en funciones Gorka Urtaran, que han tomado nota de cada una de las sugerencias.

Urtaran, que vestía una corbata verde, ha sido el primero en tomar la palabra en el encuentro. Lo ha hecho apuntando que «desperdiciamos un tercio de la comida». Una cantidad con la que «se conseguiría acabar con el hambre en el mundo». Y en esa idea, la de conseguir soluciones en el campo de la alimentación, han hablado los estudiantes. «Sería recomendable habilitar más huertas y apoyar el producto local», deslizaba uno de los chavales. «Y también que nos enseñasen a leer las etiquetas para saber qué comprar a la hora de ir a las tiendas de alimentos», sugería otro, en una ronda en la que varios estudiantes han tomado el micrófono para mostrar en público las conclusiones que han obtenido en su estudio.

Y es que la alimentación ha sido el tema más recurrente. Ya fuese por cómo se cultiva la comida o bien por dónde terminan los desechos. Porque los contenedores también han sido uno de los temas a debatir. «¿Por qué nos pedís que no usemos tanto plástico, si luego los contenedores son de este material?», cuestionaba el joven Daniel. «No pedimos que no uséis el plástico, sino que se haga en la menor medida de lo posible. Queremos evitar los mares de plástico que se generan», respondía Ainhoa Etxeandia, directora de Medio Ambiente.

Los chavales han metido en más de un aprieto a los responsables municipales, aunque después han valorado de manera «positiva» el trabajo desempeñado. «Le ponemos un 9 de nota a Vitoria. El trabajo que se está haciendo es bueno, pero para llegar a la máxima nota todavía tiene cosas que mejorar», aseguraba Matilde, que estudia sexto de primaria en el colegio Hogar San José. «Me gustaría también que conservasen las zonas antiguas de la ciudad, porque son parte de nuestra historia», añadía.

Okupas en Errekaleor

¿Y qué medidas llevarían ellos a cabo si fuesen alcaldes por un día? «Yo no llevaría el tranvia hasta Zabalgana, quita mucha zona verde», criticaba una joven Ainhoa, también de Hogar San José. «Si estuviese en el mando eliminaría los caramelos y los globos durante la campaña electoral, no hacen más que llenar la ciudad de plástico», denunciaba Vania. Unas medidas que Ainhize urge a cumplir, porque de lo contrario asegura que «el planeta no sobrevivirá».

La mesa formada además por Jesús Mesanza, técnico del Centro de Estudios Ambientales, Ana Bazterrica, jefa del Servicio de Salud Pública y Juan Aramburu, técnico del Servicio de Salud Pública, también se ha visto en un aprieto cuando una de las cuestiones, durante el turno de preguntas, consultaba sobre «los okupas de Errekaleor». Urtaran ha sido el que ha tomado el micrófono para tratar de zanjar el tema. «Discrepo con esa opinión. Hay muchas familias que están trabajando duro para poder pagar sus hipotecas a final de mes. Creo que no se estaría respetando el principio de igualdad si algunos tuviesen que hacer frente a esos pagos y otros no», respondía.