La plataforma de Afectados por la N-1 desconfía de la eliminación total del peaje de Armiñón

Una de las concentraciones y cortes de la carretera N-1 organizado por la plataforma de afectados. /Avelino Gómez
Una de las concentraciones y cortes de la carretera N-1 organizado por la plataforma de afectados. / Avelino Gómez

El portavoz acoge el anuncio como «una buena noticia», pero recuerda que en 2017 ya se aseguró que se iba a obligar a los camiones a circular por la AP1 y aún no se ha empezado a hacer

ELCORREO.COM

El portavoz de la Plataforma de la Nacional 1, Rafael Solaguren, desconfía del compromiso del Gobierno de eliminar totalmente el peaje de la AP-1 al finalizar el actual período de concesión que expira el 30 de noviembre. «Hasta ahora sólo son declaraciones del ministro de Fomento, José Luis Ábalos», ha indicado.

Solaguren ha recordado que también en noviembre de 2017 se aseguró que, tras un acuerdo de la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Fomento, se obligaría a los camiones a circular por la vía de peaje, para descargar de tráfico pesado a la nacional, lo que aún no se ha empezado a hacer.

En cualquier caso, ha acogido como «una buena noticia» que el ministro haya «cambiado de rumbo», porque a los pueblos del trazado Burgos-Miranda de Ebro próximos a la AP-1 les consta que el Gobierno trabajaba desde octubre en un estudio de posibles mejoras y ampliación de la autopista para justificar un alargamiento del peaje.

Solaguren ha insistido en que la autopista AP-1, entre Burgos y la localidad alavesa de Armiñón, debería haber quedado libre de peaje hace años, porque «hay otras formas de recaudar que no supongan riesgo para la vida de las personas», y ha lamentado que ya no dé tiempo a realizar mejoras, sobre todo de permeabilidad, que tendrían que haber empezado a proyectar y ejecutar hace meses.