La plantilla de Valvospain, en Amurrio, preocupada por su futuro

La plantilla se ha concentrado ya en varias ocasiones en la plaza de Amurrio. /EL CORREO
La plantilla se ha concentrado ya en varias ocasiones en la plaza de Amurrio. / EL CORREO

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

Las 115 personas que trabajan en la empresa Valvospain, la antigua Lázaro Ituarte, en Amurrio, se enfrentan a un futuro incierto que les hace temer por la continuidad de sus puestos de trabajo. La empresa, dedicada a la fabricación de válvulas para su uso industrial en instalaciones de gas, petróleo y energía, arrastra desde hace dos años una situación de incertidumbre, que les ha llevado a un preconcurso de acreedores solicitado por la empresa el pasado 26 de marzo. No ha sido la única mala noticia. También acumulan retrasos en el pago de sus nóminas. «A primeros de año, llegaron a debernos hasta dos meses. La semana pasada nos pagaron la nómina de marzo y todavía tenemos pendiente la de abril», se quejó ayer el comité de empresa.

Por el momento, han realizado tres concentraciones en la plaza Juan de Urrutia de Amurrio y han anunciado que «continuaremos con las movilizaciones», aunque de momento, no han señalado cuando se producirán las próximas protestas.

La plantilla segura que a esta situación se ha llegado por «la mala gestión por parte de la dirección de la empresa, con el consentimiento de los accionistas». A esta situación, se une el anuncio de la dirección de que presentará un ERE de extinción, aunque todavía no se conocen los detalles del número de personas a las que afectaría esta situación.

Los trabajadores tampoco conocen los detalles del preconcurso de acreedores, aunque aseguran que la empresa están negociando con los bancos para hacer frente a la situación actual tras un proceso de fusión en el que participó Lázaro Ituarte con MTS y Fluval, que luego se integraron en Valvospain.

Temas

Amurrio