Piden 8 años de cárcel para un entrenador de taekwondo de Vitoria por abusar de dos alumnas

El Palacio de Justicia de Vitoria acogerá el juicio por estos hechos./Igor Aizpuru
El Palacio de Justicia de Vitoria acogerá el juicio por estos hechos. / Igor Aizpuru

El hombre aprovechaba los viajes a campeonatos para colarse en sus habitaciones

Judith Romero
JUDITH ROMERO

La Fiscalía de Álava solicita ocho años de prisión para un entrenador de taekwondo de un club privado de Vitoria que, entre 2014 y 2015, habría abusado de dos menores de edad. Estas chicas eran sus alumnas, que por aquel entonces tenían entre 12 y 14 años, y según señala la calificación fiscal, el acusado «trató de ganarse por todos los medios su reconocimiento desarrollando una actitud de cercanía y confianza extrema».

El profesor llegó a estar «muy presente» en la vida de estas jóvenes a través de redes sociales como Instagram y Whatsapp. Forjó un nivel de relación mayor con tres chicas, y compartía con ellas incluso tiempo de ocio fuera de los entrenamientos y competiciones. Finalmente, consiguió mantener contacto íntimo con algunas de estas menores «en el ámbito de esta relación de confianza y con ánimo libidinoso».

Al parecer, algunos de estos hechos tuvieron lugar durante un viaje al Campeonato de España celebrado en Tarragona en 2015. El entrenador habría mantenido contacto físico con una de las menores durante los viajes en autobús, y también en la habitación de hotel que compartieron dos de ellas. Situaciones similares se repitieron en competiciones como el Open de España, que tuvo lugar en Pontevedra, durante un campeonato en Andorra y un viaje a Guadalajara.

Apenas 12 años de edad

Al acusado se le impone una pena de tres años por un delito continuado de abuso sexual y otra de cinco por abuso sexual a una menor de 13 años; y es que en 2014 llegó a realizar tocamientos a una niña que entonces sólo tenía 12 años. Primero lo intentó en unos apartamentos de la localidad francesa de Boé, y después trató de meterse en su cama en Pontevedra. Les decía frases como «necesito mimos, abrázame» o «dame abrazos, que es la última noche».

El juicio oral tendrá lugar dentro de dos semanas en los juzgados de la capital alavesa, cuando se espera que testifiquen al menos una decena de personas, entre ellas las menores afectadas. La Fiscalía también pide que el hombre de 29 años indemnice a estas dos alumnas con 3.000 euros por daños morales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos