'El perro del hortelano' ladra en Ortzai

Actores que intervienen en 'El perro del hortelano' posan en Ortzai. /Ainhoa Górriz
Actores que intervienen en 'El perro del hortelano' posan en Ortzai. / Ainhoa Górriz

El teatro de la calle Pintorería acoge la adaptación de Lope de Vega dentro del ciclo 'Clásicos de la muralla'

Ramón Albertus
RAMÓN ALBERTUS

'El perro del hortelano' se alimenta de amores, emociones descontroladas, aspiraciones y recelos en un tono de comedia. El clásico de Lope de Vega ha envejecido de buena manera, como todas esas obras inmortales que se adaptan al paso del tiempo sin la necesidad de retocar el texto demasiado. O quizá es el tiempo el que se adapta a ellas. Porque el aplauso del público está asegurado.

La compañía Ortzai, que dirige Iker Ortiz de Zárate, presenta ahora una nueva versión que se podrá ver en el pequeño teatro de la calle Pintorería del 10 de agosto al 4 de septiembre (20.00 horas). Se trata del noveno aniversario del ciclo 'Los clásicos de la muralla' que el año pasado programó 'Sainville y Léonore', que fue un estreno absoluto. «Fue la primera vez que se llevaba a escena esta novela doble a escena», indica Ortiz de Zárate.

En esta ocasión, la elección de la comedia tiene además un trasfondo social por el que se desplazan los diez intérpretes que estarán sobre las tablas. «Hemos elegido un gran clásico. Es una comedia de amor que habla también de luchas sociales. El valor moral del protagonista, Teodoro, que es el héroe de la comedia, es dudoso», señala el dramaturgo acerca de la complejidad de los personajes.

Además, destaca la «profundidad» de los papeles femeninos. Como el caso de Diana, «un personaje lleno de vaivenes, entre el amor que siente y el honor que debe mantener como persona de una posición social». Y la criada, Marcela, que se enamora de Marcelo y «es un personaje que afronta las situaciones con un heroísmo femenino pasmoso».

El dramaturgo, que dirige a los actores incluso cuando se trata de posar para la fotografía, señala que de cara a la décima edición de 'Clásicos de la muralla' pretenden realizar una función especial en la que trabajarán próximamente. La risa estará también garantizada. «En verano lo que más apetece ver es comedia», afirma Ortiz de Zárate. Otro clásico de Lope de Vega se adaptó en el espacio, 'La viuda de Valencia'.

En aquella ocasión cambiaron el título llamándolo 'La viuda oscura'. «Cambiamos el nombre porque el nombre nos parecía poco ilustrativo. En este caso 'El perro del hortelano' vuelve de alguna manera a hablar de un valor moral ambiguo». Las entradas para estas funciones se pueden reservar ya a través del teléfono 693807642 y en la taquilla del teatro que la compañía.