El Parlamento vasco crea una ponencia para analizar los retos del sector del automóvil en Euskadi

Trabajadores en la línea de montaje de la planta de Mercedes en Vitoria./B. CASTILLO
Trabajadores en la línea de montaje de la planta de Mercedes en Vitoria. / B. CASTILLO

«Hay que dar certezas a los trabajadores de Mercedes en Vitoria y de todas las empresas», recalcan desde EH Bildu, que impulsa la iniciativa

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRA

En un contexto de aparición de nuevas tecnologías, transición ecológica y cambios en el concepto de movilidad, la industria del automóvil afronta un horizonte de incertidumbre. Con el fin de abordar los retos y fortalecer un sector que aglutina a más de 300 empresas, emplea a 41.000 personas y factura más de 20.000 millones de euros anuales en Euskadi, una ponencia de automoción analizará en el Parlamento vasco los desafíos del sector en la comunidad autónoma y propondrá medidas para su impulso.

«Hay que dar certezas a los trabajadores de Mercedes-Benz en Vitoria y del resto del sector, merecen un trabajo conjunto y serio para que la automoción siga siendo el pilar indispensable de nuestra industria», ha señalado la parlamentaria Miren Larrion, de EH Bildu, el grupo que ha fomentado la creación de esta ponencia constituida este lunes en el marco de la comisión de Desarrollo Económico e Infraestructuras desarrollada en la cámara vasca.

«Sobran las reacciones histéricas que solo pretenden ganar un puñado de votos difundiendo el miedo, y desde EH Bildu vamos a empujar desde todas las instituciones para acompañar la modernización del sector del automóvil. Esa es la vía para asegurar su futuro. Con análisis y propuestas», ha subrayado.

Trabajadores, empresas y expertos

La ponencia, según ha explicado, contará con aportaciones de representantes de trabajadores, empresas, clústeres, asociaciones empresariales y expertos del mundo acádemico. «Una de las conclusiones será que la apuesta de futuro para el sector es aumentar la inversión en I+D», ha aventurado la representante.

«El sector de la automoción vive momentos de incertidumbre clara, se encuentra en un punto de inflexión. En un horizonte temporal cercano va a tener que sumarse a la revolución digital, la conducción conectada y automatizada, y además tiene retos ambientales, sociales y una creciente globalización. Y eso nos interpela en Vitoria, en Álava y en todo el País Vasco, nos afecta a todos. Este parlamento debería estar liderando todos esos temas», ha defendido Larrion.

El sector del automóvil juega un papel «clave» en la economía vasca, ha añadido su compañero de filas Iker Casanova. «El 20% del empleo industrial está unido a este sector. La facturación sería equiparable al 25% del conjunto del PIB de la comunidad autónoma. Y el 90% de lo que se produce en el sector va dedicado a la exportación, es decir, el 35% de las exportaciones están relacionadas con productos del ámbito de la automoción». Por eso «era necesario tomar la iniciativa», ha remarcado.