El Gasteiz Antzokia dará vida por fin al palacio Ruiz de Vergara

Vista interior del palacio Ruiz de Vergara. /Iosu Onandia
Vista interior del palacio Ruiz de Vergara. / Iosu Onandia

Los grupos euskaltzales otorgan su visto bueno a la ubicación en la calle Herrería y el proyecto se podría inaugurar a mediados de 2021

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

Después de meses de negociaciones, el proyecto conjunto del Gasteiz Antzokia y Euskararen Etxea ya tiene ubicación definitiva. Será el palacio Ruiz de Vergara, con accesos por el número 32 de la calle Herrería y el 33 de la Zapatería y un total de 1.300 metros útiles. Los colectivos euskaltzales, con los que el Ayuntamiento siempre ha defendido un trabajo conjunto para encontrar la mejor solución, dieron este martes el visto bueno a este enclave del Casco Medieval durante la celebración del elkargune de euskera.

La intención del Gabinete Urtaran es sacar a licitación el proyecto y la obra antes de fin de año, para lo que iniciará «inmediatamente» la redacción de los pliegos. Según el cronograma previsto, la adjudicación de los trabajos se realizaría antes del final de la legislatura, en mayo de 2019. Desde ese momento, el plazo de realización de la reforma sería de unos 24 meses, por lo que el espacio podría estar listo a mediados del año 2021. El cronograma ha convencido a Lazarraga Kultur Elkartea, que pese a sus reticencias iniciales por el menor espacio disponible finalmente ha otorgado su conformidad al plan.

Durante la reunión celebrada en la tarde de este martes, el concejal de Euskera, Iñaki Prusilla trasladó a los grupos euskaltzales algunas novedades del proyecto, como que sería posible realizar un forjado entre la planta baja y la primera, una de sus principales reclamaciones. Además, el gobierno municipal anunció una serie de compromisos con intención de inclinar la balanza hacia el 'sí', después de descartar hace un par de meses la ubicación en Escoriaza Esquível por la aparición de un depósito de 8.000 litros de fuel. Entre los compromisos acordados, se encuentran «liderar un acuerdo político amplio a nivel municipal para garantizar la continuidad del proyecto en el tiempo, definir el modelo de gestión durante este mes y que el elkargune participe en la distribución de los espacios».

Balcón en 'U'

Este casona del siglo XVI lleva décadas en desuso después de encadenar varios proyectos fallidos. Fue candidata a acoger Arabarri, la sociedad encargada de restaurar los cascos históricos de la provincia, e incluso se realizaron importantes obras de restauración en 2007 aunque la idea no se llegó a convertir en realidad. Eso sí, gracias a los trabajos que se realizaron en su interior y en la fachada, el edificio se encuentra ahora mismo en buen estado.

La planta baja del palacio Ruiz de Vergara cuenta con aforo para 220 personas de pie y allí se instalaría el escenario para realizar conciertos, obras de teatro y otras actividades. El proyecto también contempla una barra para servir consumiciones, y en el subsuelo se podría adecentar una zona para los camerinos. La primera planta tiene aforo para cerca de 160 personas y un balcón en forma de 'U' desde el que se podría disfrutar del espectáculo sobre el escenario, allí también habría espacio para una barra. La segunda planta cuenta con las mismas características.

Aunque esta es la propuesta inicial del Ayuntamiento quedan por conocer las sugerencias de los colectivos euskaltzales y su idea para la distribución de los espacios. En cuanto a las oficinas de la Euskararen Etxea, ahora mismo en el palacio de Montehermoso, se ubicarían en el número 34 de la calle Zapatería, en un espacio disponible de 235 metros cuadrados divididos en dos plantas. El número 33, antiguo bar 'La Rosa', tiene conexión con el palacio Ruiz de Vergara y una de las opciones es que recupere la actividad hostelera.

Cronología

1521.
Juan Ruiz de Vergara construye el palacio. Sede de la aduana e importante actividad como sede recaudatoria.
Siglo XX.
El colegio de arquitectos y el de economistas muestran interés por adquirir el inmueble, pero no prosperan sus gestiones.
2002.
El Ayuntamiento lo cede a la Diputación. Se anuncia como sede de Arabarri.
2007.
Comienza la restauración, pero no se concluyen el proyecto entero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos