Los padres y madres alaveses piden «tomar cartas en el asunto» al Gobierno vasco en la huelga de los concertados

Alumnos del Colegio Escolapios de Vitoria llegando a clase en el primer dia de huelga de los concertados./Igor Martín
Alumnos del Colegio Escolapios de Vitoria llegando a clase en el primer dia de huelga de los concertados. / Igor Martín

Acusan al Ejecutivo de «mirar para otro lado» cuando «se está conculcando el derecho a la educación muy gravemente»

G. CUESTA

Los padres y madres de los alumnos de los colegios concertados alaveses han pedido al Gobierno vasco que «tome cartas en el asunto» ante la huelga en esta red educativa y le acusan de «mirar para otro lado» cuando «se está conculcando el derecho a la educación muy gravemente». El conflicto afecta a 250 centros que representan el 70 % de la enseñanza privada concertada vasca, en los que trabajan cerca de 9.000 personas y estudian alrededor de 107.000 alumnos.

Este martes ha comenzado una nueva tanda de cuatro días consecutivos de paro en dichos centros para reclamar un nuevo convenio colectivo, que lleva diez años sin renovarse. Estas interrupciones en las jornadas lectivas han sido convocadas por los sindicatos ELA, Steilas, CCOO, LAB y UGT hasta final de curso, y han sido repartidas entre los meses de marzo (del 12 al 15), abril (del 1 al 4) y mayo (los días 8 y 9). Fechas que se suman a los 17 días de huelga ya secundados.

Llamamiento a la «cordura»

Una situación pot la que la Federación de Asociaciones de Madres y Padres (AMPA) de Álava se ha concentrado frente al Parlamento vasco para hacer un llamamiento a la «cordura» y pedir la mediación de un organismo independiente a sindicatos y patronales que permita poner fin al conflicto.

Su presidenta Cristina Sánchez ha explicado que las huelgas convocadas durante este curso (incluidas las que comienzan este martes) suponen que sus hijos perderán el 30 % del curso lectivo. «Los padres están muy preocupados», ha recalcado en declaraciones recogidas por EFE. «Son muchísimas las familias afectadas», ha expuesto Sánchez, quien ha añadido: «Llegados a este punto no sabemos como no actúa alguien».