La obra del paso subterráneo de la estación de Amurrio empezará en 2020

La obra hará desaparecer el paso sobre las vías de la estación de Amurrio. /SANDRA ESPINOSA
La obra hará desaparecer el paso sobre las vías de la estación de Amurrio. / SANDRA ESPINOSA

Adif está revisando un proyecto que ya adjudicó en octubre de 2017 pero no se llegó a ejecutar por discrepancias con la empresa

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

La construcción de un paso subterráneo en la estación de Amurrio arrancará con tres años de retraso respecto a las fechas previstas, dado que la obra se adjudicó en octubre de 2017 a la empresa gallega Extraco Construccions e Proxectos, pero las discrepancias entre Adif y la empresa adjudicataria impidieron el inicio de la obra, cuyo contrato quedó resuelto a finales del año pasado y debe volver a licitarse.

Adif explicó ayer a través del Ayuntamiento de Amurrio que «la reforma de la estación ha entrado en fase de supervisión para la aprobación técnica del proyecto que tendrá una duración aproximada de dos meses». A partir de entonces, la gestora de las infraestructuras ferroviarias espera arrancar la nueva licitación. «Teniendo en cuenta ambos plazos, se estima que las obras puedan dar comienzo a principios del año que viene», señaló.

Cambios

La reforma de la estación de Amurrio se adjudicó al mismo tiempo que la de Areta, aunque esta última está ya casi terminada. Ambas tienen en común que están ubicadas en una curva peligrosa y que obligaban a los pasajeros a pasar por encima de las vías -en la de Amurrio sigue siendo así-, lo que genera situaciones de peligro, como ya han denunciado en varias ocasiones los viajeros que se apean en Amurrio porque en ocasiones los trenes circulan a gran velocidad y no son visibles, lo que deja poca capacidad de reacción a los usuarios.

Como en Areta, donde los nuevos servicios están ya en uso, la solución pasa por construir un paso subterráneo al que se accede a través de un ascensor desde cada vía. Los andenes también se van a recrecer y asfaltar para eliminar el paso sobre las vías y mejorar la seguridad. Además, quedarán acondicionados para el momento en el que Renfe haga accesibles sus trenes, algo que de momento, tendrá que esperar.

La obra incluye la renovación de la iluminación de toda la estación y la adecuación de los edificios que dan acceso a las vías para garantizar la eliminación de barreras arquitectónicas y el confort de los viajeros.

La obra, presupuestada inicialmente por Adif en 1,7 millones de euros, se adjudicó finalmente por 1.070.723 euros y el plazo para la ejecución de la reforma era de 12 meses.

La alcaldesa de Amurrio por su parte, explicó ayer que «el Ayuntamiento mantiene continuo contacto con Adif desde el inicio del proyecto para que Amurrio gane una estación que ofrezca un servicio efectivo y seguro para la ciudadanía», señaló.

La obra

Octubre 2017
Se adjudica la obra para hacer un paso subterráneo y mejorar la accesibilidad por poco más de un millón de euros.
Diciembre 2018
Se resuelve el contrato con la adjudicataria por diferencias a la hora de realizar la obra.