Álava

La nieve se queda en los montes y deja paso a las heladas

La nieve dejó estampas invernales en la zona de Araia aunque no cubrió los montes. /Jesús Andrade
La nieve dejó estampas invernales en la zona de Araia aunque no cubrió los montes. / Jesús Andrade

Las temperaturas irán en ligero ascenso a lo largo del fin de semana después del frío más intenso previsto para la jornada de hoy

María José Pérez
MARÍA JOSÉ PÉREZ

Las primeras nieves de 2019 llegaron a Álava, pero sólo a las zonas más altas del territorio. Durante la noche del pasado jueves, la ligera lluvia de Vitoria se presentaba en los puertos de montaña como una nevada débil que, aunque no provocó problemas de gravedad, obligó a los conductores a utilizar cadenas para transitar por Herrera en algunos momentos y extremar la precaución en Azazeta y Opakua, lugares donde los quitanieves se encargaron de limpiar la carretera.

Las precipitaciones fueron débiles en todo el territorio, de ahí que la nieve no llegara a alcanzar espesores altos. Por ejemplo, en Herrera la intensidad máxima alcanzada fue de 0,4 litros por metro cuadrado en una hora y la cantidad acumulada en 24 horas, un litro, sólo superada por los 1,1 en Kapildui, los 1,4 registrados en la estación del Gorbea de la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet y los 2, en forma de lluvia en Sarria, en Zuia.

Para las diez de la mañana, tal y como estaba previsto, se levantó el aviso amarillo por riesgo de nieve, pero se mantiene activada la misma alerta hasta las 10 horas de hoy porque la bajada de las temperaturas puede provocar la formación de hielo. Este viernes se presenta como una jornada de mucho frío, con máximas que no pasarán de los 5 grados y mínimas de 3 bajo cero en la capital.

Un quitanieves limpia el puerto de Opakua.
Un quitanieves limpia el puerto de Opakua. / Jesús Andrade

Iturrieta, a -2,8º

El pronóstico para el fin de semana es más favorable, aunque seguirá haciendo frío. En general, los termómetros registrarán un moderado ascenso y oscilarán entre los 2 y los 8 grados en Vitoria mañana sábado, e incluso algo superiores en las horas centrales del domingo. Sólo las zonas habitualmente más frías del territorio podrían mantenerse las heladas que, en cualquier caso, serían débiles. Similares, probablemente, a las que se produjeron ayer, cuando el mercurio marcó en Iturrieta la menor temperatura de Álava con 2,8 grados bajo cero, seguido por los -2,6º de Herrera. En Vitoria, no heló, con mínimas de 0,9º en Abetxuko o de 1,2º en el aeropuerto de Foronda.