Novela

Un naufragio durante la Segunda Guerra Mundial en la Montaña Alavesa

Portada de la novela, junto al paso del Ferrocarril Vasco-Navarro./Jesús Díaz Martínez
Portada de la novela, junto al paso del Ferrocarril Vasco-Navarro. / Jesús Díaz Martínez

Kepa Menéndez vincula en su nueva obra el viejo tren Vasco-Navarro con los nazis, la Segunda Guerra Mundial y un trasatlántico hundido

Natxo Artundo
NATXO ARTUNDO

A Aleksandr Ivánovich Marinesko le perdían tanto su gusto por el alcohol y las mujeres como su conflictivo carácter. Y una reacción de este oficial soviético ávido de honores causó en enero de 1945 «el naufragio del trasatlántico alemán Wilhelm Gustloff, que ha sido la catástrofe naval más grande de la historia y que es desconocida por completo». Los torpedos del submarino de la URSS llevaron al navío al fondo del mar cuando evacuaba a ciudadanos germanos desde el puerto polaco de Gdansk.

A partir de este episodio, el escritor Kepa Menéndez ha dado forma a 'La ficha 145 de Núremberg', «un 'thriller' en el que se funden la realidad y la ficción, donde el lector va a encontrar dos elementos destacados, el Ferrocarril Vasco-Navarro y el hundimiento del barco alemán», en el que viajaban con 9.343 personas. Pero también recorrerá, mediante 'flashbacks', diversos episodios de la Segunda Guerra Mundial «como la entrevista en Hendaya entre Hitler y Franco, la Batalla de Inglaterra o la Operación Barbarroja. Va a sumergir al lector en la contienda, incluso en sus preparativos, con toda la caída del imperio nazi».

Y aquí hay una clave: «las víctimas del naufragio fueron olvidadas porque Hitler ordenó que se silenciara la tragedia para evitar minar la ya débil moral del pueblo alemán. El Ejército Rojo se aproximaba por el Este y, por el Oeste, llegaban los aliados hacia Berlín, así que mandó a Goebbels que no se difundiera un naufragio que fue seis veces mayor que el del Titanic. Y a día de hoy es desconocido incluso en Alemania».

Pero es que tampoco le interesaba a Stalin que la «acción totalmente deliberada» de su oficial se difundiera, porque afectaría a la imagen de los soviéticos como víctimas del nazismo, señala el autor. Menéndez ha contado con los testimonios de cuatro de los supervivientes del trasatlántico, que aportan toda su fuerza a la parte realista de la novela. Además, le han asesorado Javier Suso (sobre el Vasco-Navarro), Edward Petruskevich (The Wilhelm Gustloff Museum) o Andrés Krakenberger, en cuanto a la Segunda Guerra Mundial.

También estará por ahí la caza de un sádico científico del Tercer Reich. Pero la acción tiene su ancla en 1967 -cuando dejó de circular el 'Trenico'- en la Montaña Alavesa. Y Menéndez aprovecha para contar cómo se vivía en la zona y las expectativas y miedos de los habitantes ante el cambio que supondría la desaparición del ferrocarril. Pero el escritor elude dar demasiados detalles sobre los vínculos entre los dos escenarios principales de su tercera novela, tras 'Operación U-92' y 'Estado límite'.

Otra cosa será lo que descubran página a página quienes se aventuren en el libro, que se presentará el 12 de septiembre en Maeztu -un núcleo del relato- y posteriormente en las localidades navarras de Zúñiga y Acedo. Ya el 30 de octubre, la novela se vestirá de largo en la librería Zuloa de Vitoria.

Algunas claves

Silencio de Hitler y Stalin
«La catástrofe fue seis veces mayor que la del Titanic. Hoy se desconoce incluso en Alemania»
Citas con la novela
El libro se presentará el 12 de septiembre en Maeztu y el 30 de octubre en la librería Zuloa de Vitoria