Muere una mujer de 41 años al salirse su vehículo en un accidente en la A-1 en Júndiz

El monovolumen en el que viajaba la mujer quedó destrozado en un desnivel./JESÚS ANDRADE
El monovolumen en el que viajaba la mujer quedó destrozado en un desnivel. / JESÚS ANDRADE

La conductora, vecina de Mungia, viajaba en un monovolumen que se ha accidentado cerca de Aríñez y ya es la octava víctima mortal en lo que va de año en las carreteras alavesas

SAIOA ECHEAZARRA y JON ANDER GOITIA

Una mujer de 41 años ha fallecido en un accidente de tráfico registrado en la mañana de este sábado a la altura de Júndiz, en el punto kilométrico 344 de la A-1, cerca de Aríñez, según ha informado el departamento vasco de Seguridad. La conductora, vecina de Mungia (Bizkaia) y única ocupante del vehículo, viajaba en un monovolumen que se ha salido de la calzada por causas que se investigan, sufriendo heridas de extrema gravedad que le han causado la muerte.

Dotaciones de la Ertzaintza, de los servicios de emergencia y de los Bomberos se han desplazado al lugar del siniestro ocurrido en la A-1 a su paso por el polígono industrial de Júndiz, después de la entrada a la capital alavesa desde Aríñez, en sentido hacia Irún. Los equipos de emergencia desplazados al lugar han cortado el carril derecho de la vía, para que los equipos sanitarios y los Bomberos pudieran trabajar. Por este motivo, se están registrando retenciones de importancia en el lugar, en dicho sentido hacia Irún.

Contenido relacionado

Con este accidente, que ha ocurrido pasadas las 11.00 de la mañana, las carreteras alavesas se vuelven a teñir de luto y se cobran ya la octava víctima mortal en lo que va de año. La Ertzaintza está indagando sobre las circunstancias en las que se ha producido la salida de calzada del vehículo, un monovolumen de color gris, modelo SsanYong Rodius.

No ha sido el único incidente registrado en las carreteras alavesas este sábado. Un conductor ha quedado atrapado en su vehículo tras sufrir un accidente pasadas las 11.30 horas en la vieja carretera de Altube, en la A-624 en el término municipal de Zuia, lo que ha obligado a cortar esta vía en ambos sentidos. Por causas que aún se ignoran, un turismo Volkswagen Passat se ha salido de la calzada y, tras varios bandazos, ha acabado deteniéndose en medio de la calzada, de manera que su conductor, y único ocupante, ha quedado atrapado.

SOS-Deiak/112 ha enviado al lugar varias dotaciones de la Ertzaintza, así como una ambulancia medicalizada de Osakidetza y dotaciones de Bomberos de Vitoria para la desencarcelación del herido. La circulación ha sido cortada en ambos sentidos para que pudieran desarrollar su trabajo, por lo que durante la mañana se han producido retenciones que ya han finalizado. Una vez que el herido ha sido extraído del coche, tras ser estabilizado por los sanitarios en el mismo lugar, ha sido evacuado al Hospital de Santiago de la capital alavesa.

Vehículo accidentado en la carretera de Altube, donde ha quedado atrapado el conductor.
Vehículo accidentado en la carretera de Altube, donde ha quedado atrapado el conductor.

La mañana de este sábado ha dejado más incidentes en el tráfico del territorio. En el puerto de Herrera, en la A-2124 a la altura de Lagrán, un motorista ha sufrido una caída y ha sido evacuado al hospital Txagorritxu, ha indicado Sos Deiak. Y en Vitoria, un ciclista ha resultado atropellado por un coche en la calle Juntas Generales, en Lakua, y también ha sido trasladado a Txagorritxu.

Alta siniestralidad en 2019

El último siniestro mortal registrado en la provincia tuvo lugar hace tan solo una semana, el pasado domingo, también en la A-1, esta vez a su paso por Iruña de Oca. Un vecino de Logroño de 57 años falleció y otro conductor resultó gravemente herido tras un choque frontal entre sus vehículos. La carretera fue cortada al tráfico en sentido Madrid mientras las dotaciones desplazadas al lugar intervenían en la zona, que sufrió retenciones kilométricas. Días antes, en la misma semana tuvo lugar otro accidente mortal cuando un anciano fue embestido en Araia por un coche cuando caminaba a las siete de la mañana por la carretera justo antes del cruce de Zalduondo.

Dos semanas atrás, un vitoriano de 39 años falleció después de permanecer ingresado en Txagorritxu tras una colisión entre un todoterreno y su moto en la calle Portal de Castilla. Era la tercera víctima motorista en apenas tres semanas, después de otro accidente mortal en Lanciego (el 23 de marzo) y siete días antes, otro suceso similar que segó la vida de un motorista lituano de 24 años afincado en León. En este caso, sufrió una fuerte colisión contra una furgoneta.

El primer accidente del año en el que resultó una persona muerta fue el atropello de la pequeña Irene en Zabalgana a mediados de enero. La niña no pudo superar las heridas que sufrió tras ser arrollada en un paso de cebra entre las calles Avenida de las Naciones Unidas y Labastida. Al mes siguiente, el 10 de febrero, un hombre de 71 años falleció, también atropellado, en Laguardia cuando cruzaba la travesía de la A-124 en las proximidades del ascensor que comunica la parte alta y baja de la villa.