Montessori Vitoria-Gasteiz cierra sus instalaciones en el Bakh

Montessori en el Bakh. /Iosu Onandia
Montessori en el Bakh. / Iosu Onandia

El centro privado ha anunciado que finaliza «un ciclo vital educativo» que inició en 2015. Lo hace tras una serie de irregularidades que lo han puesto en el punto de mira

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

El centro Montessori Vitoria-Gasteiz no continuará con su proyecto educativo en las instalaciones del Bakh, la ciudad deportiva del Baskonia junto al pabellón Fernando Buesa Arena. Sus responsables han anunciado el cierre a través de un mensaje publicado en Facebook en el que también dan gracias «por el amor y apoyo recibido». «Montessori Vitoria cierra un ciclo vital educativo» se puede leer en el 'post', en el que se anuncia que seguirán utilizando las redes sociales para informar de noticias y novedades educativas.

El final de este colegio -o «centro experiencial y lúdico» como la propia dirección lo define- estaba cada vez más cerca después de una sucesión de irregularidades y de que el propio Baskonia diera a conocer que no mantendría el arrendamiento de sus locales. Montessori Vitoria-Gasteiz no estaba homologado como centro educativo y llegó a quitar la palabra 'School' de su fachada. Antes, el departamento de Educación del Gobierno vasco había trasladado a la Fiscalía el caso de ocho alumnos de Primaria que estaban recibiendo clases.

En marzo de este mismo año, el sindicato Steilas denunció que dos niñas mayores de seis años seguían asistiendo a las instalaciones del Bakh y exigían un «control exhaustivo para que la escuela no siga esquivando la legalidad». El sindicato también hizo referencia a la plantilla. «No sabemos si son profesores, pero son uno o dos adultos y el profesorado que ha atendido a los menores en este centro ha estado en situaciones muy precarizadas», señalaron sus portavoces.

Informes municipales sacaron a la luz irregularidades como escaleras sin protección, electrodomésticos a altura inadecuada o un baño sin separación de las aulas. Su directora, Carmen Parra, impulsó este centro privado en Vitoria mientras estaba de baja en un colegio público de Miranda. Hace poco más de dos meses se conocía que la Junta de Castilla y León había expulsado de la función pública tras investigar sus «reiteradas bajas».

Montessori Vitoria-Gasteiz comenzó su andadura en septiembre del año 2015 en la calle Paseo de Berlín. Fue en junio de 2017 cuando se trasladó a las instalaciones del Bakh para ampliar tanto los espacios interiores como exteriores.