Un millar de personas pide en Vitoria alternativas al Tren de Alta Velocidad

Una vista aérea de la marcha por la calle Ortiz de Zárate./E. C.
Una vista aérea de la marcha por la calle Ortiz de Zárate. / E. C.

Las plataformas contrarias al TAV de Valles Alaveses y La Llanada convocaron la protesta, secundada por 40 tractores

EL CORREO

Un millar de personas, acompañadas por más de 40 tractores, recorrieron ayer el centro de Vitoria bajo el lema 'Sí al tren, no a la alta velocidad' para reclamar alternativas a la puesta en marcha de este medio de transporte en Euskadi y Navarra por su coste económico y su impacto ambiental.

La manifestación partió de la plaza Bilbao y pasó por diferentes calles de la ciudad para terminar en el parque de La Florida. Durante la marcha, los participantes lanzaron mensajes en defensa de la naturaleza y en contra de las obras del Tren de Alta Velocidad.

La protesta fue convocada por las dos plataformas contrarias al TAV en el territorio, la de Valles Alaveses y la de La Llanada, así como sus asociaciones homólogas en Navarra y también diferentes sindicatos. Todos ellos denunciaron la «falta de información» sobre los proyectos de construcción de la línea ferroviaria y el gasto que supone.

«Queremos mostrar el desacuerdo de la población con el proyecto que tienen planificado el PNV y el Gobierno central para el trazado del TAV en Euskadi, porque no es necesario invertir los millones que reservan cuando hay alternativas más asequibles y baratas que unirían no solo las capitales sino también los pueblos», explicó Mentxu Zamorano, una de las integrantes de la plataforma de Valles Alaveses.

Por la vía actual

Recordó que el proyecto «desune los pueblos» y planteó como alternativa «usar la actual vía con un tercer hilo que cuente con el ancho europeo, aprovechar lo que ya está construido y dar vida al tren social, no solo con trenes más rápidos sino comunicando también los pueblos».

A Zamorano le preocupa «la inversión que se va a hacer para un proyecto que se puede ejecutar igual con menos dinero». Pero también le inquieta el «alto» impacto ambiental que implica «agujerear los montes», ya que «no se trata de una vía al uso, sino que todo el trazado tiene que estar al mismo nivel por la velocidad, y además vallado».

La protesta ciudadana de ayer en Vitoria culmina las actividades que iniciaron los colectivos en el mes de marzo y que incluyeron otra manifestación en la localidad navarra de Alsasua, así como mesas redondas con los políticas y charlas, aunque las plataformas no descartan nuevas movilizaciones en las próximas semanas.