Las mesas electorales de Vitoria, una incógnita hasta el 1 de abril que condiciona los planes para San Prudencio

Las mesas electorales de Vitoria, una incógnita hasta el 1 de abril que condiciona los planes para San Prudencio

En el mapa de los colegios electorales se han registrado varios cambios

Ander Carazo
ANDER CARAZO

Quienes han contratado viajes para el 'macropuente' de San Prudencio mantienen su vista fijada en las elecciones generales. Más de uno teme que todo se complique si le toca ocupar un puesto en su centro de votación. Pero hasta el 1 de abril no podrán resolver sus dudas, ya que entonces tendrá lugar el sorteo para designar quiénes ocuparán las presidencias y los puestos de vocales -titulares y suplentes- en cada colegio.

La notificación se realizará a partir de esa fecha hasta que la Junta Electoral determine que todas las mesas cuentan con personas suficientes para garantizar su correcto funcionamiento. Pero si en ese primer intento no se logra gente suficiente, se realizará un segundo.

El sorteo se celebrará en la Casa Consistorial, será público y en él se incluirán todos los vitorianos menores de 70 años que saben leer y escribir. El presidente de la mesa debe contar con el título de Bachiller o Formación Profesional (FP).

En el mapa electoral se han registrado varios cambios. Las oficinas de San Prudencio se han sustituido por Carmelitas-Sagrado Corazón; el CEIP de Zabalgana por el colegio Mariturri y el centro cívico; el colegio Miguel de Cervantes por las oficinas de San Martín y el polideportivo de Ariznabarra, y la casa de cultura de Armentia por el polideportivo de Mendizorroza.