Mendiola exige «respeto» y busca adhesiones entre los concejos de Álava

La cruz de Olárizu./David Aguilar
La cruz de Olárizu. / David Aguilar

Insiste en retirar la cruz del monte Olárizu pese a la advertencia del alcalde de Vitoria de que no lo permitirá

JOSÉ ÁNGEL MARTÍNEZ VIGURI

Mendiola tomó una decisión hace unos meses y se muestra convencido de ejecutarla a pesar de toparse con más trabas de las que pudo imaginar. Una asamblea de vecinos que contó con una asistencia que la junta administrativa se niega a detallar se decantó por eliminar la cruz que remata el monte Olárizu, que se asienta en los dominios territoriales del pueblo. Pero para derribarla necesita el permiso del municipio, Vitoria, cuyo alcalde garantizó el miércoles, con palabras y hechos, que el monumento de 1952 seguirá en pie. Gorka Urtaran advirtió que denegará la concesión de la necesaria licencia de obras si la pequeña localidad de su Ayuntamiento la solicita para llevar a cabo su propósito.

«¡¡Respetad a los concejos!!», clama el de Mendiola en un escrito que la llamada Comisión de la Cruz de Kutzemendi ha repartido entre sus vecinos. Integrada desde el 15 de abril por los habitantes más proclives a la supresión de la escultura, trasladó a la asamblea de Mendiola su convencimiento de que la escultura de Olárizu esconde connotaciones franquistas, en contra de los estudios de los historiadores y de los testimonios de los herededos de quienes impulsaron su construcción.

La propuesta salió adelante y es ahora, una vez que ha trascendido el calado de la misma y desvelada la negativa de Urtaran, cuando Mendiola exige «respeto» a lo acordado. En el documento que se ha distribuido en el pueblo, se demanda «respeto a las decisiones de los concejos en general, a las de Mendiola en particular y a las personas que los representan». Su regidora-presidenta es Juncal Fernández de Basoa aunque, en realidad, la idea de tirar la cruz parte y la lideran personas al margen de la junta administrativa, excepto su fiel de hechos (secretario), Ibon Urizar.

Comunicado

EH Bildu en el Ayuntamiento de Vitoria, que no participó de la inauguración del monolito que contextualiza la cruz, instalado en el comienzo del camino que lleva a la cumbre, también reclama al Gabinete de Urtaran que «respete» el acuerdo de Mendiola y «abra cauces de diálogo y consenso».

La Comisión de la Cruz de Kutzemendi no quiere quedarse sola en su causa y busca la fuerza y la complicidad del resto de concejos de Álava para hacer valer su autonomía administrativa como entidad local menor. Según expone en su misiva, ha iniciado una recogida de adhesiones a un texto que, dice, «exige respeto a las decisiones de los concejos sobre los temas que les competen, estando o no de acuerdo en el fondo del tema decidido». Los promotores del derribo de la Cruz de Kutzemendi o Santa Cruz de Mendiola, como se denomina desde un punto de vista topográfico, aseguran que su iniciativa se encauza a través de las asociaciones de concejos de Álava (Acoa) y del municipio de Vitoria (Acovi), a las que pertenece la entidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos