Médico Tornay inicia hoy el camino para ser peatonal antes del próximo verano

Recreación de cómo quedará la calle Médico Tornay, de Judimendi, sin coches y más espacio peatonal./
Recreación de cómo quedará la calle Médico Tornay, de Judimendi, sin coches y más espacio peatonal.

Comienzan los trabajos que costarán cerca de un millón de euros y que supondrán el adiós a los coches a esta calle del barrio de Judimendi

Ander Carazo
ANDER CARAZO

Los vecinos de Judimendi ensayaron hace un año cómo sería su vida sin coches en la calle Médico Tornay. La respuesta fue más que satisfactoria. Aquella mañana de finales de verano, viandantes y comerciantes se movieron a sus anchas por 6.000 metros cuadrados libres de esos coches que aún ocupan esta vía. Un cambio radical que les permitió descubrir un hábitat desconocido y una nueva forma de vida que les sirvió para dar el visto bueno al proyecto que manejaba el Ayuntamiento. Esa transformación dará hoy sus primeros pasos con el inicio de unas obras que se prevé que estén listas en ocho meses. Es decir que, si no hay imprevistos, el barrio podrá disfrutar de este nuevo entorno para cuando el verano de 2020 levante el telón. La reforma ha sido adjudicada a la empresa vitoriana Balgorza, que se ha comprometido a desarrollar estos trabajos por una suma algo inferior al millón de euros.

Con la reforma se ganará espacio para los peatones e intentará dar aire a los establecimientos hosteleros de la zona que poco a poco han ido bajando la persiana. Además, la idea es que no existan parterres que entorpezcan el paso de viandantes y se ha apostado por amplios bancos para impulsar la vida en comunidad. En buena medida, así se cumple con una de las reclamaciones históricas que la asociación de vecinos Judimendikoak había trasladado al Consistorio.

Los conductores que ahora aparcan en Médico Tornay tendrán que buscar nuevos huecos para dejar sus automóviles con motivo del inicio de la reforma y su futura estructura. Se dispondrá de alternativas para dejar los vehículos en calles aledañas, donde se cambiará el tipo de aparcamiento –de línea a batería– para buscar más espacio.

«Dignificar y dinamizar»

La intervención se extiende desde la Avenida de Judimendi hasta la calle Cola y Goti, por lo que prácticamente se creará una 'supermanzana' urbana. El asfalto se sustituirá por baldosas y otro tipo de materiales mejor preparados para los peatones, que serán los grandes protagonistas de esta vía. El objetivo del Gabinete Urtaran es «dignificar y dinamizar» de un entorno salpicado de comercios y numerosos locales hosteleros que, hasta ahora, estaba «desaprovechado». Y es que a la enorme presencia de vehículos se le suman unas aceras estrechas que no invitan a caminar.