Llodio trata las 31.331 toneladas de vidrio reciclado en Euskadi en el primer semestre

La tasa de reciclaje de vidrio en el País Vasco ha pasado del 31,3% en 2000 al 76,5% el año pasado. /
La tasa de reciclaje de vidrio en el País Vasco ha pasado del 31,3% en 2000 al 76,5% el año pasado.

La localidad acoge las plantas de separación y reciclado, que han recibido un 3% más de material que en las mismas fechas de 2018

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

Llodio es el corazón del reciclaje del vidrio vasco. A la localidad llegan todos los días camiones cargados de envases que vacían sus tolvas en Recuperaciones de Vidrio Aguado, en Industrialdea. Allí se separaran las latas, se eliminan tapas, corchos y etiquetas. El vidrio se separa por tonalidades y se muele en función de su color para trasladar después este polvo a la empresa Vidrala, donde se funde de nuevo para convertirse en botellas y frascos que saldrán al mercado en un círculo infinito que es el mejor ejemplo de lo que debería ser la reutilización de recursos para mejorar las condiciones ambientales del planeta.

El círculo virtuoso del reciclado de vidrio ha registrado durante el primer semestre del año un incremento del 3% respecto a las mismas cifras del año pasado. En total, según el último informe de Ecovidrio, la sociedad sin ánimo de lucro que gestiona el reciclaje de envases de vidrio, se han recogido 31.331 toneladas en Euskadi. La mayoría proceden de los contenedores de color verde repartidos por las calles, 31.071. En ellos, cada ciudadano vasco ha depositado 53 envases de vidrio entre enero y junio. El resto, se ha obtenido de las plantas de residuos urbanos, donde se han recuperado otras 260 toneladas incorrectamente depositadas en los contenedores de basura y que hubieran terminado en el vertedero.

El vidrio reciclado ha evitado la emisión a la atmósfera de 18.000 toneladas de CO2, que es lo que producen 4.000 coches durante un año. Las cifras impresionan todavía más si tenemos en cuenta que ese reciclaje ha evitado la extracción de más de 37.200 toneladas de materias primas y han logrado ahorrar 46.600 MWh de energía.

Ladillo

La creación de Ecovidrio, una entidad en la que participan más de 8.000 compañías envasadoras, ha hecho posible que desde el año 2.000 se hayan incrementado mucho los porcentajes de reciclaje, que entonces eran del 31,3%, mientras que el año pasado alcanzaron el 76,5%.

Además de la implicación ciudadana, es indispensable contar con un parque de contenedores que se amplía cada año. En esta ocasión, se ha realizado un esfuerzo muy importante en la capital vizcaína en el marco del Plan Bizkaia que tenía como objetivo mejorar la tasa de reciclaje en la provincia. También se ha desarrollado una campaña de sensibilización, 'Eskala San Marko' en la Mancomunidad de San Marko, en Gipuzkoa, para favorecer el reciclaje correcto de los residuos. Una de las iniciativas más divertidas de este año tuvo lugar con motivo de los premios Feroz en Bilbao. Allí se colocaron vinilos de varias películas en 40 contenedores. El público eligió su película favorita para la categoría 'comedia' depositando los envases en el contenedor con el cartel seleccionado.

El gerente de la zona Norte de Ecovidrio, Oskar Acedo, explicó que «Euskadi ha continuado registrando un crecimiento sostenido, lo que demuestra una vez más, la solidez del modelo de reciclaje a través del contenedor verde, así como el alto nivel de sensibilización que caracteriza al territorio vasco».

Además de reciclar el vidrio de los contenedores verdes, Ecovidrio incentiva el reciclaje en el sector hostelero, realiza campañas de sensibilización y promueve el diseño de nuevos envases más ligeros que favorezcan la reducción del uso de plásticos. Además, «año tras año, nos encontramos con más implicación de las administraciones públicas y de la ciudadanía» explicó.