Llodio estudia ampliar el uso del patio del colegio de Areta

Los vecinos de Areta piden usar el patio del colegio fuera del horario escolar. /SANDRA ESPINOSA
Los vecinos de Areta piden usar el patio del colegio fuera del horario escolar. / SANDRA ESPINOSA

Se colocará iluminación para usar las dos canchas deportivas a la vez mientras los vecinos piden que queden abran fuera del horario escolar

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

El Ayuntamiento de Llodio ha recibido ya varias peticiones para ampliar el uso del patio del colegio de Areta de manera que quede abierto al público fuera del horario escolar para hacer uso de las instalaciones deportivas. Para poder usarlo de esta manera, es preciso que «la Policía Municipal venga a cerrarlo de noche», planteó una vecina en la última asamblea del barrio. No es la primera vez que se presenta esta petición porque el propio equipo de gobierno reconoció que no hace mucho tiempo «dos chicas jóvenes nos plantearon la misma petición». El Ayuntamiento no ha descartado esta posibilidad y se ha mostrado dispuesto a estudiarla, pero reconocieron que el asunto plantea dificultades porque «cuando la zona deportiva ha estado abierta, han aparecido vidrios rotos, heces de perro y hubo muchos problemas de limpieza».

La petición tiene su origen en que durante el invierno, el parque infantil del barrio cubierto cuenta con columpios para niños pequeños y el resto de la zona, está cubierta de hierba y «es un barrizal». Las familias que respaldan la petición ya han consultado con el centro, que «está dispuesto a ceder el espacio».

La idea de los responsables municipales es hablar con el centro, con el que también se está estudiando darle un uso a la casa del conserje, que está desocupada «para que se pueda utilizar como aula o almacén», señaló Amets Meatza, responsable de Obras. La petición para poder destinar la vivienda a usos escolares procede del consejo escolar, y la decisión definitiva se tomará de acuerdo con sus integrantes.

Alumbrado

Meatza también explicó que los planes pasan por colocar un sistema de alumbrado en el talud que divide el patio en dos alturas de manera que se ilumine las dos canchas deportivas de fútbol y baloncesto respectivamente. «Es una obra que se hará en breve en la que está previsto invertir 35.000 euros».

Respecto a la zona de juegos, se repitieron las quejas que ya se han presentado en otras ocasiones por la presencia de heces de perro en la zona de hierba, así como el escaso uso que se da a la bolera