El PP llevará a la Fiscalía de Álava el «trato de favor» a una funcionaria en la compra de un solar

Gorka Urtaran y Letricia Comerón./El Correo
Gorka Urtaran y Letricia Comerón. / El Correo

El alcalde de Vitoria afirma que fue «jurídicamente impecable» la modificación de cláusulas para facilitar la venta de una parcela en Mendiola

ANDER CARAZO

Ni siquiera una semana ha durado el entendimiento entre el alcalde Gorka Urtaran y la portavoz del PP, Leticia Comerón. La mano tendida de ambos en el Debate General de Política Municipal para alcanzar acuerdos desapareció ayer para dar paso a un sonoro encontronazo. La comparecencia del regidor en comisión para aclarar un supuesto «trato de favor» en la venta de una parcela a una funcionaria del Ayuntamiento de Vitoria para la construcción de un chalé en el pueblo de Mendiola desembocó en el anuncio por parte de Comerón de que remitirá el expediente a la Fiscalía Provincial de Álava, que dirige Josu Izaguirre. No quedó satisfecha por las explicaciones del alcalde al respecto. «Al final, por lo que usted nos cuenta parece vivimos en una película de Disney», ironizó la portavoz de los conservadores.

Porque ella sigue interpretando que el Gabinete Urtaran modificó las cláusulas de un concurso público para la venta de unas parcelas de propiedad municipal cuando se lo exigieron una entidad financiera y los compradores, una trabajadora del Departamento de Políticas Sociales y su pareja. Considera que se fue en contra del criterio técnico. «El interventor (encargado de velar por el buen uso de los recursos públicos) le dijo que no lo tenía que aceptar porque puede ir en contra del criterio de igualdad», recordó Comerón sobre la 'puerta' que ha quedado abierta para que, en el caso de que el Ayuntamiento proceda a recuperar la parcela si no se empieza a construir en un plazo determinado de tiempo, las arcas públicas tengan que hacerse cargo de una hipoteca de 303.335 euros.

«El banco no les otorgaba el crédito mientras existiese esa cláusula de recuperación de la parcela que suele añadirse en el caso de grandes promociones de viviendas para evitar la especulación, algo que no va a suceder en este caso por tratarse de una casa unifamiliar. Así que teníamos dos opciones: no hacer nada y que los compradores nos devolvieran directamente la parcela o acordar una posposición», declaró Urtaran, quien argumentó que el proceso de adjudicación y sus posteriores maniobras «han sido jurídicamente impecables y han estado ajustadas permanentemente al criterio técnico».

Para ello, el alcalde esgrimió un informe de los servicios jurídicos del Consistorio vitoriano que «considera que el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno para proceder a la posposición del rango registral de condiciones resolutorias a favor de la hipoteca no da un trato de favor al adjudicatario». Eso sí, el documento está fechado el pasado martes, meses después de que se completase la operación urbanística y cuando habían transcurrido seis días desde que el asunto se diera a conocer de manera pública por el PP. Además, la intervención del regidor vitoriano sorprendió a los presentes por estar plagada de descalificaciones hacia Comerón y su grupo.

Una vez más, el PNV sólo encontró el apoyo del PSE -su socio- en este asunto. Tanto EH Bildu como Podemos criticaron que el Gobierno municipal aceptase modificar la cláusula. «Hay un claro trato de favor porque se saca a concurso con una cláusula y luego alguien les pide que le hagan un favor y la cambian», resumió Antxon Belakortu, edil de la coalición abertzale. «Cuando adquirí mi casa de VPO tuve que arriesgarme con la hipoteca y nadie salió a ayudarme desde las instituciones», expuso Jorge Hinojal, de la formación de los círculos.

Las otras tres parcelas

«Usted ha obviado los puntos que no le interesaban y ha intentado vestir de interés general una operación urbanística. Si tan mal estaba esa cláusula, ¿por qué la han vuelto a incluir cuando han sacado a concurso las otras tres parcelas que han quedado libres? Parece que para los nuevos interesados sí que puede haber un gravamen, pero para esta funcionaria, no», comentó Leticia Comerón, quien recogió el guante lanzado por el propio Urtaran que le retó a trasladar este informe al fiscal jefe de Álava. «Estamos convencidos de que ha existido un trato de favor y queremos que los tribunales puedan opinar sobre esto», sostuvo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos