Llega el fresco tras una madrugada del viernes histórica

Los blusas que han salido por la noche han disfrutado de unas temperaturas muy agradables. /Igor Aizpuru
Los blusas que han salido por la noche han disfrutado de unas temperaturas muy agradables. / Igor Aizpuru

Se registraron temperaturas de récord, con 30,2º en Amurrio. El termómetro caerá hoy de forma notable

GABRIEL CUESTA Y MARÍA JOSÉ PÉREZ

Las chaquetas apenas han sido necesarias para disfrutar de las fiestas de La Blanca. Los paraguas han permanecido en los armarios –poco más que unas gotas se escaparon durante el concierto de Fangoria– y si el personal se ha calzado algo más cerrado que unas sandalias ha sido para protegerse de la suciedad que se acumula con el paso de las horas en las calles durante el periplo festivo. El calor ha ido a más en la misma proporción que el programa se iba consumiendo, tanto que la madrugada del viernes fue sofocante. Pero las fiestas se acaban y el buen tiempo, también. A partir de hoy será indispensable echar mano de alguna prenda ligera de abrigo y, mañana y el lunes, también de la capucha para protegerse de las lluvias.Aunque no se espera que sean muy intensas, las habrá, según pronostica la Agencia Vasca de Meteorología.

El cambio ya se notó ayer por la tarde, cuando el viento comenzó a girar norte y las temperaturas empezaron a bajar. De cualquier forma, las máximas en Vitoria rozaron los 31 grados y en el territorio, la más alta se produjo en la estación de Ilarduia (Asparrena) con 32,5º y en otros siete puntos también estuvieron por encima de los 30. Sin embargo, ese calor ha terminado y en los próximos días, la previsión de Euskalmet indica que hará fresco. Tanto es así que hoy no se superarán los 24º y la caída continuará en las jornadas de mañana y del lunes. En el arranque de la próxima semana, se estima que las máximas estarán en torno a los 19 grados.

La sensación térmica será incluso de más frío, por contraposición con los últimos calores. En la madrugada del viernes, a algún que otro alavés le debió apetecer cogerse la hamaca y el bañador para darse el chapuzón en las piscinas o el embalse de Ullibarri. Lo agradecieron los que disfrutaban de La Blanca en Vitoria y lo padecieron quienes intentaban conciliar el sueño para ir a trabajar al día siguiente. Unos y otros vivieron una histórica y abrasadora madrugada en Álava, donde el mercurio rondó los 21 grados de media en todos los puntos del territorio en una de las noches más calurosas de la historia.

Ningún lugar a menos de 18º

Amurrio fue el lugar donde el calor se presentó más asfixiante. En la estación de Saratxo se registró la máxima del territorio, con 30,2 grados a las dos de la madrugada. También marcó la mínima más alta (26,9º), según los datos ofrecidos por Euskalmet. Tampoco bajaron de los 24 grados Moreda (24,1), Zambrana (24,4º) y Arkaute (23,9). El resto de las treinta estaciones meteorológicas repartidas por el territorio no mostraron valores inferiores a 18 en una 'noche tropical' que ha registrado las mínimas nocturnas más altas desde el año 2000, según datos de Euskalmet.

Vitoria fue también uno de los lugares donde el calor fue más intenso. Pasadas un par de horas de la medianoche, en plenas fiestas de La Blanca, el mercurio marcaba todavía casi 30 grados. Una temperatura que casi no descendió a lo largo de la madrugada porque la mínima fue de 23,5 en el medidor de la capital alavesa y de 22,8º en la estación de Abetxuko, valores que se registraron a las 8.00 horas.

En total, un total de 24 estaciones meteorológicas marcaron temperaturas superiores a los 20 grados. A las ya mencionadas, se suman las de Alegría, Beluntza, Egino, Espejo, Etura, Gardea, Ilarduia, Iturrieta, Campezo, Navarrete, Ozaeta, Pagoeta, Páganos, Roitegi, Salvatierra, Subijana, Tobillas y Zaldiaran.