Legumbres y cerveza para el mercado de la almendra

Una feria cervecera anterior en el Casco Viejo./RAFA GUTIÉRREZ
Una feria cervecera anterior en el Casco Viejo. / RAFA GUTIÉRREZ

La cita del Casco Medieval, que regresa el sábado, se espera más multitudinaria que nunca por el tirón del 'puente'

Jon Ander Goitia
JON ANDER GOITIA

El primer sábado de mes hay que reservarlo siempre para visitar el mercado de la almendra en el Casco Viejo de Vitoria. Pero este puente, más que nunca. La cita, que arrancará a las 10.30 y se estirará hasta las 15 horas, se prevé más que animada gracias al 'tirón' de la capital alavesa para estos 'puentes' festivos como en el que nos encontramos. Los visitantes «de Vitoria, pero también turistas» recorrerán las calles San Francisco, Correría, Pintorería o Cuchillería «para conocer los productos que tenemos en casa», asegura Patricia García, gerente de Gasteiz On. Una llamada a la que cada mes responden miles de personas, declara.

Uno de los principales atractivos estará en la plaza de la Burullería, donde se encontrará el rincón gastronómico de 'slow food'. O lo que es lo mismo, de comida lenta. Aquí el visitante podrá degustar diferentes productos artesanales «de kilómetro cero», adelanta García. El sábado serán protagonistas las legumbres y la cerveza artesanal alavesa. Será la primera vez para Jessica García y Guillermo Alonso, dueños de Ekanatur. Esta empresa «familiar» de alubias y garbanzos traerá más de 150 kilos a la feria: «Llenaremos la 'furgo' hasta arriba», confiesan. A los que añaden «otros tres o cuatro» para la cata. Y es que estas legumbres se podrán degustar en una «ensalada especial» con la que se quiere demostrar «que con las alubias también se puede innovar». Aunque en mente no tienen 'hacer caja': «Nuestro objetivo no es vender mucho, sino que el cliente pueda ponernos cara».

Sin tener que abandonar la plaza se tendrá la oportundiad de probar la cerveza alavesa. Serán cuatro –Garagart, Saltus, Gastheiz y Byra– las que se encarguen de acercarle al visitante el sabor del oro líquido artesanal. Precisamente esta última ha llenado con «250 litros» los grifos y las botellas que tendrán en su puesto, confiesa Edurne Ibisate, gerente de Byra.

«Seis modelos de cerveza»

Los cerveceros no tendrán motivos para quejarse. Litros y litros dejarán ese tímido bigote blanco a su paso por los labios. Y es que los «seis modelos» que Byra lleve a su puesto «invitan», asegura Ibisate, «a no dejar de probar nuevas variedades».

Los más pequeños de la casa también tendrán la oportunidad de disfrutar en esta jornada. En la misma plaza de la Burullería habrá un espacio con talleres, juegos y manualidades. Y para los que no quieran ni comer ni beber, a las 11.00 arrancará una visita guiada para conocer los puntos más emblemáticos del Casco Viejo Medieval.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos