Por San Juan, no solo hogueras

Un joven atrevido se juega el tipo sobre las brasas de la lumbre en el parque de Judimendi./rafa gutiérrez
Un joven atrevido se juega el tipo sobre las brasas de la lumbre en el parque de Judimendi. / rafa gutiérrez

Álava prende para ahuyentar los males. En Salvatierra 'plantan' un chopo junto a la iglesia y San Vicente de Arana enrama las casas

José Ángel Martínez Viguri
JOSÉ ÁNGEL MARTÍNEZ VIGURI

La de hoy es una noche propicia, amén de una de las dos más cortas del año, para desprenderse de las cargas echándolas al fuego. Que se destruyan. Hay quien tira a la fogata un cuaderno, otro se libra de los apuntes y alguno hasta se deleita frente a las llamas contemplando cómo se consumen las cartas de desamor. Dentro de un sentido, un orden o de la decencia de cada cual, la pira purificadora ofrece cabida a lo desechable. Es la pirámide de maderos y materia combustible diversa que acabará reducida a cenizas. A la insignificancia. La quema coincide con la pérdida de protagonismo del pirómano y la irrupción del osado, que se pone a saltar a la carrera por encima de las brasas al rojo vivo.

La de hoy es la noche de san Juan, la de las hogueras, el rito que despide lo malo y saluda lo bueno, que viene a ser el verano. La estación llegó el viernes a las 17.54 horas y se quedará entre nosotros 93 días y 15 horas. Pero en realidad es este anochecer cuando se celebra el primer solsticio. Como otros muchos lugares, Álava prenderá, figuradamente, por los cuatro costados con la creencia de ahuyentar lo viejo y recibir un tiempo, se supone, fértil. En Vitoria se encenderán hoy tres lumbres al atardecer -Lakua-Arriaga, parque de Arriaga y Judimendi- y muchas otras se avivarán en los pueblos, aunque la tradición también en este caso se ha apagado entre la desidia y el despoblamiento.

El antropólogo Jesús Prieto Mendaza aprecia en todo esto un poso religioso, aunque tampoco le resta sentido mitológico. «Desde tiempos remotos se practican por la noche de san Juan todo tipo de ritos vinculados a la purificación, a la fecundidad, a la solicitud de bonanzas y al alejamiento de males. Con la cristianización, muchos de estos rituales fueron absorbidos por la propia religión, mientras otros quedaron como actividades profanas. En todos, no obstante, son fundamentales dos elementos considerados purificadores por todos los grupos humanos, el fuego y el agua».

Alzado del chopo frente a la iglesia de San Juan la madrugada del 24 de junio.
Alzado del chopo frente a la iglesia de San Juan la madrugada del 24 de junio. / salvatierra-agurain.es

Hay una publicación del etnógrafo vitoriano Gerardo López de Guereñu que entra al detalle, que relata, con profusión de datos, cómo se celebraba el día cuando Álava era más cuidadosa con sus cosas. Se titula 'Calendario alavés. Vida, usos, costumbres, creencias y tradición' (1970), una suerte de almanaque festivo local. «La víspera se hace en cada heredad una pequeña hoguera que debe ser encendida con una rama de las bendecidas en el Domingo de Ramos», escribe, por ejemplo, de Ibarra de Aramaiona. Cuenta que era costumbre rajar un roble la víspera y la mañana del 24 «pasar al herniado por la hendidura» para su sanación.

«El fuego y el agua son elementos considerados purificadores por todos los grupos humanos» Jesús Prieto Mendaza

Berrosteguieta y la pereza

Aunque las hogueras alumbran la noche, y a pesar de que muchas costumbres han desaparecido, sigue habiendo en Álava cotos con encanto sanjuanero. En San Vicente de Arana, la asociación Uralde enrama las viviendas. «Quedamos a la seis, subimos al monte, cortamos trozos de haya, después cenamos bacalao y sobre las doce pasamos por el pueblo dejando una rama en cada casa», describe Pedro San Vicente. Antaño, de oídas, lo propio era depositar el trozo de madera ante la puerta de la casadera a la que se pretendía.

Lo de enramar se pierde en el tiempo. López de Guereñu se hace eco en su publicación de unas ordenanzas de Amurrio de 1570 de lo más curiosas. Se prohibía a los vecinos cortar «roble ni tocorno por regocijar las fiestas», pero en cambio se permitía «a los fabriqueros de las parroquias para honra de la fiesta».

La Policía Local patrullará en las zonas con hogueras y realizará controles de alcoholemia

A San Juan deben los de Salvatierra su patronazgo. Mañana es su día. En la vieja Agurain se dejan de fuego -queman la hoguera por san Juan degollao, el 29 de agosto- y tal noche como la de hoy se levanta frente a la parroquia 'el chopo', 'el mayo' en otros escenarios. «Vamos a una chopera cercana, cogemos el más grande que se pueda y cargado al hombro lo llevamos a la plaza. Tiene mucho peligro», asegura Kepa Ruiz de Eguino. Como su plantado. A eso de la una de la noche, ayudados por cuerdas, se yergue el tronco. La chavalería trepa por él, aunque ya no hasta la ikurriña que lo corona. En Lagrán se creía que las flores bendecidas mañana «ahuyentaban los malos espíritus» y en Berrosteguieta, «el rocío de san Juan quita la pereza para todo el año».

Fiesta pero con control. No es extraño que la Policía Local emitiese ayer una nota con recomendaciones para quienes se acerquen a las hogueras, que contarán con patrullas de agentes. Estos también realizarán controles de alcoholemia y vigilarán la venta de alcohol a menores y los botellones.

Las fogatas en Vitoria

Lakua-Arriaga.
20.30 horas. En una parcela en la calle Luis Olariaga, junto a los centros regionales y el centro de salud. La pira la prenderán Edurne Parro (Ankomer), Jesús Carnicero (Aselcar) y Ana Isabel Jorge (Ampea).
Ermita juradera de San Juan de Arriaga.
21.00 h. Dará fuego a las maderas apiladas el diputado general de Álava, Ramiro González.
Judimendi.
22.00 horas. En el parque. Antes, desde las 20.30 horas, kalejira con joaldunas y momotxorros y solsticio de verano con Jare dantza taldea.

Arrancan en Laguardia las fiestas de San Juan y San Pedro hasta el día 30

M. Peciña

Laguardia Laguardia arranca hoy el programa de sus fiestas patronales de San Juan y San Pedro, que se prolongarán hasta el próximo 30 de junio. No faltarán a la cita los tradicionales danzarines y el Cachimorro, la emocionante tremolación de la bandera y los habituales encierros .

Las fiestas arrancarán a la una de esta tarde con el lanzamiento del Chupinazo y la presentación de la bandera, que contará con la presencia de la banda de música, gaiteros y dulzaineros. Por la tarde, se fallará el concurso de zurracapote y habrá verbena, poteo popular y pasacalles nocturnos con las peñas Biasteriak y Los Zaborricos.

El lunes será el día grade, cuando se celebrará San Juan y la bandera volverá a tremolar. A las dos comenzarán los encierros del concurso de ganaderías que se repetirán a las ocho y media de la tarde. Con el mismo horario, se volverán a celebrar mañana, pasado y de nuevo el próximo sábado. Durante las fiestas habrá degustaciones gastronómicas, actividades infantiles, fuegos artificiales y mucha música por las calles además de un emocionante descenso de goitiberas el jueves.

Programa hoy en Laguardia

Chupinazo.
A las 13.00. Se presentará la bandera en el balcón del Ayuntamiento. Pasacalles.
Cachimorro.
A las seis, con los danzarines, acompañarán al regidor-síndico y al alcalde al Ayuntamiento para tremolar la bandera.
Actividades.
Concurso de zurracapote, pasacalle de Biasteriak, verbena con la orquesta Ingenio, poteo popular con Los Zaborricos y degustación de 'zapatilla'.