José Ángel Cuerda: «El Anillo Verde empezó gracias a Evelio Lobera»

Cuerda saluda cariñosamente a Lobera, este martes. /Rafa Gutiérrez
Cuerda saluda cariñosamente a Lobera, este martes. / Rafa Gutiérrez

Vitoria distingue el trabajo del exjefe de Zona Rural y el primero en convencer al entonces alcalde de Vitoria del potencial de Salburua

ROSA CANCHO

Evelio Lobera achaca a su pasión por los montes que rodean Vitoria la idea de convencer al exalcalde José Ángel Cuerda de la conveniencia de actuar en las balsas de Zurbano. Hace ya treinta años de aquello y lo que hoy es un humedal de la Red Natura 2000 era una zona pantanosa a ratos y en general drenada y llena de canales que sólo se usaban para ganadería. «Pensé que había que hacer algo. Yo soy ingeniero forestal y venía de la empresa privada. Al entrar en el Ayuntamiento vi cosas que no concordaban con mi idea de lo que es recuperar un espacio degradado», comentaba este martes emocionado, tras recibir en el Ayuntamiento el homenaje del exregidor, de la Corporación, de los concejos, de sus compañeros y de familiares y amigos a la labor de toda una vida.

Evelio Lobera, exjefe de Zona Rural hasta 2009, año en el que se jubiló, es el padre del laureado Anillo Verde que cumple sus bodas de plata. Así lo reconoció ayer Gorka Urtaran y también el propio Cuerda, que recordó «aquel buen día» en que el técnico entró en su despacho para exponerle una idea «que suponía una revolución». ¿Convertir las balsas de Zurbano, desecadas, cercanas a un aeropuerto, en una parte importante del territorio? «Eso suponía transformar la ciudad», dijo Cuerda.

Por eso se plantó en la 'zona cero' con un grupo de 25 técnicos municipales de varios departamentos a los que expusieron el plan entre ambos. Hubo opiniones para todos los gustos, pero ganó el optimismo. «Comenzamos así una aventura admirable, tan creativa, tan valiosa, tan de futuro... No tengo duda de que todo empezó gracias a él. Tuvo la virtud de avanzar en un terreno que nadie había tocado», rememoró José Ángel Cuerda.

«Repeinado y con vozarrón»

Evelio Lobera no se lo esperaba. Ni el homenaje ni que de su sueño surgiera lo que hoy es el Anillo Verde, recién premiado en el congreso nacional de medio ambiente (Conama). «Cuando me llamó Gorka Urtaran hace un mes pensé que era para algo relacionado con todos los que hemos participado de algún modo en esto, no a mí. Uno trabaja porque le gusta, porque es lo que toca y ya está», indicó tras recibir la placa de reconocimiento a su labor. No quiso ser protagonista y compartió el homenaje con Jesús, Javier, Manolo, Pilar y Begoña, «el equipo pequeño, pero bien avenido» de Zona Rural.

De su persona habló Miren Fernández de Landa, la presidenta de los concejos de Vitoria, quien recuerda el primer día que tuvo que ir a su despacho a gestionar algo. «Ahí estaba él, moreno, repeinado y con ese vozarrón», relató entre risas de los presentes. «Y me dijo: 'esto, 'chiguita', lo vamos a arreglar así y así'». Fue el principio de una relación plagada de anécdotas, discusiones, risas y «batallitas». Fernández de Landa destacó su afecto, el «don de gentes, la capacidad negociadora y la «gran cintura» de Evelio Lobera. «Gracias por haber sido aliado y cómplice de los concejos y por la huella tan grande que has dejado», zanjó.

 

Fotos

Vídeos