Un jabalí se pasea por los columpios de Salburua