Una intensa tormenta se hace notar en Álava

La tormenta se ha hecho notar en Vitoria./Rafa Gutiérrez
La tormenta se ha hecho notar en Vitoria. / Rafa Gutiérrez

La breve y fuerte tempestad no ha provocado daños importantes, aunque sí complicaciones en las carreteras del territorio

NATXO ARTUNDO y GABRIEL CUESTA

Una fuerte tormenta se ha dejado notar a última hora de la tarde del lunes en Álava. Sin embargo, la tempestad ha sido relativamente breve y, en principio, no ha causado problemas de importancia. Ha sido una intensa lluvia, acompañada por sonoros truenos y relámpagos, que ha obligado a a circular con precaución a los vehículos que transitaban por la red viaria de Vitoria. Asimismo, algunas calles quedaron afectadas por balsas de agua que complicaron el tráfico por la ciudad, como por ejemplo en la avenida del Zadorra, que ha quedado durante un tiempo completamente encharcada.

También este fenómeno meteorológico ha causado problemas a los conductores que circulaban por la N622. Durante diluvio muchos coches se han visto obligados a parar a un lado de la vía, ya que era imposible ver nada desde el interior del vehículo. Incluso alguno de los afectados se han refugiado en la gasolinera Avia -la que se encuentra cerca al aeropuerto de Foronda- para evitar que el granizo dañara la carrocería de sus turismo.

Algunos datos significativos que demuestran las abundantes precipitaciones que ha dejado esta intensa y breve tormenta se registraron precisamente en Vitoria. La estación de Abetxuko contabilizó 8.3 litros por metro cuadrado en tan solo 10 minutos. En otros lugares del territorio, como en Zuia, se alcanzaron los 12,9 l/m2 en el mismo periodo de tiempo -allí la estación marcó 21 litros en 40 minutos-.

Las últimas horas de luz se acortaron notablemente. El aguacero ha sorprendido en Vitoria a algunos viandantes, que han tenido que guarecerse rápidamente para evitar empaparse con la densa precipitación.

Noticias relacionadas