Ingresa en la cárcel de Álava el presunto asesino de Pilar Arbulo

El portal de Aranbizkarra donde se produjo el homicidio./Rafa Gutiérrez
El portal de Aranbizkarra donde se produjo el homicidio. / Rafa Gutiérrez

La jueza de Instrucción 2 decreta para este hombre, de 33 años, la prisión preventiva, donde coincidirá con su supuesto cómplice

David González
DAVID GONZÁLEZ

El supuesto autor material del homicidio de Pilar Arbulo, la vecina de Aranbizkarra que falleció el martes, 14 de mayo, tras ser asaltada en el ascensor de su portal, dormirá esta noche en el centro penitenciario de Álava. Así lo ha decretado la titular del Juzgado de Instrucción 2, que se ha hecho cargo del caso. Fuentes consultadas deslizan que, tras tomarle declaración, ha entendido que existen indicios suficientes como para privarle de libertad mientras prosigue la investigación.

En Zaballa coincidirá con su presunto cómplice, un joven de 25 años que se encuentra interno desde el martes 21 por otra causa penal. Este segundo implicado también tendrá que visitar el Palacio de Justicia en fechas próximas para que la jueza de instrucción conozca su versión de los hechos.

En comisaría, el sospechoso de 33 años confesó haber golpeado en el rostro a Pilar. Aquel golpe, o golpes, resultaron funestos ya que dos días después esta mujer falleció en la UCI de Santiago. Tenía 75 años y hacía una década de su regreso a Vitoria tras pasar media vida en Francia. No ha trascendido aún si el sospechoso se ha ratificado o no en sede judicial. Ésta es la testifical que contará para el posterior proceso judicial, no la realizada ante la Ertzaintza en los momentos posteriores a su detención. Ambos investigados podrían ser acusados de «homicidio» , subrayan los medios consultados.

Otros atracos

Los dos investigados proceden de Europa del Este y cuentan con un «amplio» historial delictivo. De hecho, la Policía autonómica sospecha que ambos podrían andar detrás de decenas de casos similares de asaltos a personas mayores en Vitoria. Antes de seguir a Pilar hasta su portal en el número 3 de la calle Hortaleza, aquel domingo 12 de mayo, ambos varones actuaron antes en, al menos, dos ocasiones.

En este sentido, la Ertzaintza y la Policía Local, cuerpo que dio la clave para señalar a uno de los sospechosos, llevan desde el viernes, fecha del arresto del hombre de 33 años, revisando denuncias con casos similares registradas en las últimas semanas. Fuentes policiales manifiestan que «ya se han encontrado coincidencias con varios robos» .

Su 'modus operandi' siempre era «el mismo», según desvelan medios policiales. Se metían en el ascensor con la víctima, siempre una persona mayor. Con la excusa de que necesitaban agua, entraban juntos a su domicilio. Una vez dentro, uno entretenía al propietario y el otro robaba lo que podía.

Sin embargo, Pilar algo se olió en el ascensor. Según comentaría ella a los vecinos y policías que le atendieron cuando aún estaba consciente, se resistió y fue atacada. Dos días después falleció en una cama del hospital Santiago.