La iglesia de San Vicente lucirá su torre restaurada antes de Navidad

La torre de San Vicente, con el andamiaje preparado para las obras. /Igor Martín
La torre de San Vicente, con el andamiaje preparado para las obras. / Igor Martín

Desprendimientos de piedra urgían la rehabilitación del campanario, ya en marcha con un coste de 136.000 euros

José Ángel Martínez Viguri
JOSÉ ÁNGEL MARTÍNEZ VIGURI

De las cuatro torres de Vitoria, su particular 'sky line', una necesita atención apremiante. La de la iglesia de San Vicente se cae a cachos y ni la malla colocada por precaución era ya garantía de seguridad porque estaba rasgada por desprendimientos de piedra. Así que este martes se iniciaron los trabajos para su reforma con la fijación del andamiaje que facilitará la tarea.

El Obispado de Vitoria y la Diputación foral de Álava, merced al convenio que tienen suscrito para la conservación del patrimonio, han considerado prioritaria su restauración. Han destinado 136.000 euros para «la consolidación de la torre», que consistirá en su limpieza y la reposición de piedras desprendidas. Se retirarán también los nidos de cigüeñas que la han convertido en una estampa singular.

Según los plazos, para antes de Navidad lucirá como antaño. Se empezó a construir en 1860 y por diferentes razones, sobre todo económicas, se dilató doce años. De estilo neobizantina, intervinieron en ella hasta tres ilustres arquitectos, Pantaleón Iradier, José Antonio de Garayzabal y Martín Saracibar.

Durante dos meses se suspenderán las visitas guiadas a la torre.