Un mar de ideas para reducir el uso del plástico

Los participantes posan tras terminar el acto./Jesús Andrade
Los participantes posan tras terminar el acto. / Jesús Andrade

Una treintena de alumnos alaveses elaboran vídeos en los que proponen medidas para reducir el uso del plástico en en día a día. «El problema es real, tenemos que hacer algo desde ya», advierten

Jon Ander Goitia
JON ANDER GOITIA

Se pueden construir 800 Torre Eiffel con toda la basura de plástico que se produce en un año. Es decir, utilizar los 8 millones de toneladas de residuos que se generan anualmente para clonar esta estructura de hierro. Y si lo que se busca es ir a vivir a un nuevo sitio, el séptimo continente que emerge con un firme de botellas, vasos y bolsas de plástico empieza a ser una opción; aunque poco recomendable. Estos son algunos de los varios mensajes de alerta que han lanzado los seis trabajos ganadores del concurso '¿Cómo reducir el consumo de plástico de un solo uso?' que ha puesto en marcha la Fundación Vital, dentro de la campaña 'Plástico 0'. Una treintena de alumnos alaveses, de entre 10 y 16 años, que han advertido en tres minutos de trabajo el peligro real que existe en torno a este material ya cotidiano.

«El problema es real, tenemos que hacer algo desde ya», advertían los zagales que han sido premiados en el certamen. En total se presentaron 28 vídeos, elaborados por 120 estudiantes de entre quinto de Primaria y cuarto de la ESO. En la mañana del miércoles el jurado anunció el fallo con el nombre de los seis trabajos premiados. Una treintena de alumnos -llegados desde Vitoria, Laguardia, Nanclares de Oca y Labastida- que han conseguido, hilando impactantes imágenes, dar los primeros pasos para conseguir cambiar mentalidades. Y lo hacen, precisamente, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebró el pasado 5 de junio.

Porque, a pesar de ser el material estrella en el día a día, los esfuerzos ahora se centran en reducir su uso. Y para lograrlo Jon Urresti, presidente de la Fundación Vital, opina que el «empujón» de los chavales es imprescindible. «Tenemos una asignatura pendiente, trabajar para conservar bonitos nuestros entornos. El plástico se está convirtiendo en un grave problema». Una tarea que Maite Bravo y Daniel Armendariz, coordinadores del concurso, creen que se conseguirá. «Si vosotros sois el futuro, podemos estar muy tranquilos», ensalzaban.

Toki Eder

Luchadoras del plástico

Apenas tienen 10 años, pero Eider, Naia, Irati y Laia se atreven a dar valiosos consejos para retirar el plástico de las costumbres diarias. Y lo hacen en frente del estanque de San Martín, donde lanzan una pregunta: «¿Creéis que a los patos les gustaría vivir en sitios como este?», refiriéndose a un lugar que, para el vídeo, han 'decorado' con plástico. Una teatralización que busca simular el daño que se hace a los rincones naturales. «Solemos beber de botellas de plástico. Es mejor que lo hagamos de cantimploras de metal o cristal, porque son más respetuosas con el medio ambiente. Además, duran más», apuntan las jóvenes expertas.

¿Y a la hora de ir a hacer la compra? «Cuando vayamos al supermercado lo haremos con una bolsa de tela bajo el brazo. De esta manera podremos darle más de un uso. Y si vamos a la pescadería, como no es posible llevar una bolsa de tela, en este caso lo haríamos con tuppers de cristal», apuntan como opción. También dan consejos si el cometido es acudir a una frutería. «Nos olvidaremos de los guantes de plástico, que se usan demasiado, y nos llevaremos la fruta a casa, donde la limpiaremos bien con agua», recomiendan. .

Mendebaldea

Dalí

Con la entrañable historia de la tortuga Mimi Laida, Hiart y Luna han querido concienciar sobre el «grave problema» que supone que los océanos se conviertan en vertederos para el plástico. «Hemos querido contar nuestra preocupación a través de la tortuga Mimi, porque ella es el ejemplo de lo que diariamente sufren miles de animales marinos. En este caso la protagonista emprende un viaje con su familia, pero se pierde en el camino porque no les logra ver entre una cortina de basura que se ha generado».

Aunque, en esta historia también aparece un segundo personaje, también una tortuga. «Vimos por la televisión a la 'tortuga cacahuete'. Su cuerpo se amoldó forzosamente porque se quedó atrapada en las anillas de un pack de latas». En este caso las consecuencias fueron físicas, pero también hay ocasiones en las que les cuesta la vida. «Confunden las microcélulas con comida y lo ingieren». Algo que, posteriormente, repercute en el ser humano. «Luego acaban en nuestro plato y nos lo llevamos a la boca», advierten.

Olabide

Txikitxurri

La cantidad de plástico que acaba en los océanos es tal, que los expertos han bautizado a esta basura que se ha acumulado entre California y Hawai como 'El séptimo continente'. ¿Y cuál es su tamaño? «Equivale a tres veces Francia», comparan Ana, Izaro, Lola, Haizea y Olai. «El plástico es el tipo malo de la película, entre todos tenemos que eliminarlo», animan al resto.

De lo contrario, dan la voz de alarma, aseguran que «si llegamos de esta manera al año 2030 ya no habrá vuelta atrás». Y para conseguir revertir la situación dan un consejo simple y al alcance de todos los ciudadanos: «Si cada uno limpiásemos un metro cuadrado de la basura, conseguiríamos alargar el tiempo de vida del planeta», sostienen.

Olabide

OP5

Nawal, Inés, Asier, Paula y Ane lanzan una pregunta: «¿Te gusta lo que ves?», en referencia a la alta cantidad de plástico que 'toma' los mares. Y en persona ellos mismos dan la respuesta: «No, no nos gusta para nada. Hay mucha cantidad de este material en nuestros océanos y en nuestro día a día. Somos conscientes de que es complicado eliminar por completo el plástico de nuestra vida, pero sí que podemos reducir su uso», explican

Y para ello ponen como ejemplo Reino Unido, donde han prohibido los plásticos de un único uso. «Por culpa de este material mueren al año el 3% de los cetáceos», denuncian. Una situación de la que el ciudadano es culpable. «Al día, más o menos, consumimos 20 plásticos por persona», cuantifican.

Víctor Tapia

SP 0

Ataviado con un antifaz verde y una capa roja 'Superplástico 0' trabaja para eliminar el plástico que ensucia las ciudades. Se trata de un superhéroe que han inventado Nerea, Naroa, Rubén, Aimar y Ángel. «No haría falta crear este personaje si todos trabajásemos por el bien común. Sin traje también podemos hacer grandes cosas», animan los jóvenes estudiantes.

«Cuesta dar el paso para conseguir un cambio en las costumbres y mentalidades de la ciudadanía, pero creemos que paso a paso iremos consiguiendo dar la vuelta a la situación». Una transformación que, opinan con esperanza, ellos llegarán a ver. «Los jóvenes estamos concienciándonos desde pequeños y eso nos ayudará a conseguir el cambio».

Olabide

Eco Team

¿Qué medidas llevarían a cabo Irati, Maitane, Nahia y Kenia si tuviesen que elegir sobre el futuro del plástico? «Subiríamos el precio a los productos que estén compuestos por este material y apoyaríamos aquellos que sean respetuosos con el medio ambiente», confiesan las estudiantes. «El 70% del plástico queda sin reciclar en España», lamentan.

¿Y cuáles son esos materiales que proponen? «Los productos que vienen envueltos en plástico se podrían sustituir por otros que tengan más de una vida, por ejemplo el cartón». Así, por ejemplo, también proponen el metal en lugar del plástico, una medida que «nos ahorraría dinero», argumentan.