Un hombre pillado con 6,5 kilos de hachís en Vitoria elude la cárcel al someterse a desintoxicación

La droga incautada. /V. G.
La droga incautada. / V. G.

La Policía Local le consideró «el mayor distribuidor de hachís» de la capital del País Vasco

David González
DAVID GONZÁLEZ

En su momento, la Policía Local le consideró «el mayor distribuidor de hachís» de la capital del País Vasco. En uno de los casos más enrevesados que se recuerdan en la comisaría de Aguirrelanda, la unidad de Investigación le descubrió 6,5 kilogramos de hachís. Guardaba la mayor parte en su piso de El Pilar. Mejor dicho, en la habitación que había realquilado a otra persona supuestamente ajena a este negocio.

La aprehensión data del 23 de mayo del año pasado. Aquel día culminaron semanas de pesquisas en las que, aparte de esta unidad especializada, colaboró un buen número de patrulleros del cuerpo. Este hombre había sido sorprendido a principios de abril en pleno pase de 92 gramos de esta droga. Aquello precipitó el proceso.

El viernes, este hombre acudió al Juzgado de lo Penal número 2. La Fiscalía le reclamaba cuatro años de prisión y su sustitución por la expulsión de España durante nueve años debido a su origen magrebí.

«Adicción» acreditada

Pero como suele suceder en esta instancia, el abogado defensor sugirió un pacto de última hora. Porque llevaba un as en la manga. Su cliente tiene diagnosticada una dependencia de las sustancias estupefacientes. Léase, hachís.

Hubo acuerdo. Aceptó una pena de tres años que, debido a su «adicción» certificada por un médico, le fue suspendida con una condición innegociable. Deberá desintoxicarse y acreditarlo. De lo que tampoco se librará es de pagar 39.000 euros, el valor estimado de los 6,5 kilos de hachís.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos