Otro accidente en la A-1 con un camión parado en el arcén

Estado en el que han quedado los dos camiones tras la colisión. / Jesús Andrade

El transportista del vehículo averiado quedó atrapado entre el camión y el guardarraíl al sufrir el impacto de otro tráiler

IERA AGOTE

La crónica negra de Álava en materia de tráfico se está centrando en los últimos días en la A-1, una de las principales vías de comunicación del territorio, con la característica común de la existencia de camiones de gran tonelaje implicados. Y en los dos últimos casos, con la similitud de que el accidente tuvo lugar después de que uno de los vehículos pesados se parara por avería en el arcén. Este viernes ha ocurrido cerca de Nanclares de la Oca con el choque de dos camiones que provocó kilométricas retenciones y dejó dos heridos, los dos transportistas implicados. El miércoles, tuvo lugar un accidente mucho más grave en Egino en el que se registraron dos víctimas mortales. Los fallecidos circulaban en dirección a la capital alavesa en un turismo cuando, por causas que se deconocen, se empotraron bajo un camión que también estaba averiado en el arcén. El brutal impactó segó la vida de los dos ocupantes del turismo en el acto. Se trataba de un matrimonio de septuagenarios de Mondragón, Gipuzkoa.

El accidente de este viernes se registró alrededor de las 9.00 horas, a la altura del kilómetro 340, en sentido Vitoria. Según las primeras informaciones, un camión que cargaba madera se detuvo en el arcén, las primeras informaciones señalan que tuvo que ser consecuencia de una avería. El transportista bajó de la cabina para chequear el vehículo y, en ese momento, otro camión, cargado de chatarra, le golpeó y quedó cruzado en la carretera.

Situación en la que ha quedado el segundo camión.
Situación en la que ha quedado el segundo camión. / @BomberosAraba

El accidente provocó serias heridas al primero de los conductores, dado que quedó atrapado entre el camión y el guardarraíl de la autovía. Las lesiones se centraron en sus piernas. En ambas sufrió la fractura del fémur y fuertes hemorragias que obligaron a nu inmediato traslado al hospital. Como consecuencia del choque se registraron durante toda la mañana grandes retenciones, de varios kilómetros, en la vía afectada, dado que tuvo que ser cortada por completo tras el accidente para proceder a la retirada de los camiones y a recoger la carga que transportaban, parte de la cual quedó repartida por la carretera. Los conductores tienen 39 y 61 años.

Más información