González retira el proyecto de presupuesto foral y abre una nueva ronda de negociaciones

González retira el proyecto de presupuesto foral y abre una nueva ronda de negociaciones

Critica que los argumentos del PP y EH Bildu para rechazar las cuentas «no tienen nada que ver con Álava»

Rosa Cancho
ROSA CANCHO

Álava funcionará en 2019 con el presupuesto foral de este año, sin añadidos. Será así salvo que «en unas semanas» el equipo de gobierno foral del PNV-PSE sea capaz de lograr un acuerdo con alguno de los dos principales grupos de la oposición, EH-Bildu y PP, algo que hasta ahora ha sido imposible y que ha obligado esta mañana al diputado general a anunciar la retirada del proyecto presupuestario. Ramiro González, no obstante, ha anunciado su intención de volver a citar a los portavoces de los grupos con representación en las Juntas Generales de Álava para iniciar «nuevas conversaciones».

El presidente del Ejecutivo foral no eludió ayer las críticas al PP y EH Bildu por su actuación en estos meses. Los argumentos que han dado para rechazar lo que él considera «el mejor de los presupuestos de los últimos años» , a su juicio, «nada tienen que ver con Álava». Tres recordar a ambas formaciones que los tres presupuestos anteriores incluían proyectos pactados con ellos, ha pasado a desgranar sus críticas. A los populares les ha recordado que ni siquiera han querido negociar las cuentas del próximo año. «Públicamente se adujo un cambio en la relación entre el PNV-PP después de la moción de censura a Rajoy. Es una posición que nada tiene que ver con Álava», ha zanjado.

El diputado general se ha explayado más con la postura de EH Bildu. «Nos presentaron una propuesta de negociación a la que respondimos con proyectos concretos y de calado que decidieron rechazar». Ha citado, entre otros, la residencia de Lakua para 150 personas, el matadero en la Llanada alavesa, el Antzokia de Laudio, un nuevo reparto de los fondos de financiación local o cambios fiscales. «Dijeron que no al enlace de la alta velocidad, lo que no es competencia de la Diputación, dijeron que no a la gestión más eficiente del agua a través de un nuevo consorcio y dijeron que no a la modificación fiscal, lo que plantea una regresión», ha resaltado. Les contestamos con propuestas ambiciosas y nos dijeron que no a través de los medios de comunicación». «En Álava éstos son los planteamientos de la izquierda abertzale del pasado, la de siempre. Han ganado los duros y los posibilistas están callados», ha puntualizado.

El diputado general ha indicado que aunque se prorrogue el presupuesto, el territorio «no se para», «porque existen proyectos pactados que cuentas con garantías». Aunque mantiene abierta la posibilidad de lograr un acuerdo, González no ha obviado que la cercanía de las elecciones municipales complica el panorama.