González garantiza el futuro y la producción en Mercedes pese a la «ligera» caída de pedidos

Ramiro González, junto al director de Mercedes, Emilio Titos, y el alcalde Urtaran en una visita a la planta./E. C.
Ramiro González, junto al director de Mercedes, Emilio Titos, y el alcalde Urtaran en una visita a la planta. / E. C.

El diputado general culpa de la «incertidumbre» en el mercado automovilístico a la «mala gestión» en las políticas de transición energética de los gobiernos europeos

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

La semana comenzó con una nueva mala noticia para la planta de Mercedes Benz en Vitoria, el tercer ajuste de la producción que en esta ocasión ha supuesto la caída de otras 4.300 furgonetas y la cifra se eleva ya a más de 10.000 en lo que va de año. Esta semana acaba hoy, último día de actividad en la fábrica antes del parón por las vacaciones de agosto. Y el diputado general ha querido lanzar un mensaje de optimismo en torno al futuro de una factoría clave para el desarrollo económico e industrial de Álava y también de Euskadi.

«Tenemos proyectos de futuro conjuntos con Mercedes, que los hemos evaluado esta misma semana», ha dicho Ramiro González en su comparecencia para despedir el curso político antes del descanso veraniego. Estos proyectos «miran al futuro de la planta» -no entró en más detalles- e incluso el jefe del Ejecutivo foral ha hablado de que la producción está «garantizada». Los descensos, a su juicio, obedecen más a una situación «coyuntural».

Se ha llegado a este punto por el «estado de opinión y la incertidumbre» en torno al mercado automovilístico que tienen los consumidores en Europa. «No hay crisis del diésel», ha querido dejar bien claro González, y los vehículos con este tipo de combustible -el 85% de los modelos Vito y Clase V que salen de Mercedes en Vitoria son diésel- «no contaminan más que los de gasolina».

«Ha habido poca claridad en las políticas de transición energética de los gobiernos europeos», ha añadido, incluido también el liderado por Pedro Sánchez y el Partido Socialista, precisamente la formación con la que comparte gobierno en la Diputación. Ramiro González cree que se ha hecho una «mala gestión» de esas políticas y de las declaraciones en torno al diésel. De hecho, hace algo más de un año, en julio pasado, la afirmación de la hoy ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, dijo que «los motores diésel tiene los días contados». Aquella aseveración desató una tormenta cuyas consecuencias todavía se notan y, por ejemplo, las ventas de coches encadenan ya once meses de caída.

Los fabricantes de vehículos, ha afirmado también el dirigente peneuvista, han hecho «en las últimos años una evolución importante del diésel, mejorando la tecnología, las motorizaciones, la combustión... Tienen todas las garantías y cumplen los estándares de futuro. Es seguro comprar un coche diésel». González cree que ha llegado el momento de lanzar mensajes de «tranquilidad» y colaborar desde las administraciones públicas en la mejora de la transición energética.

Tranvía y auditorio

En el Consejo de Gobierno foral de ayer también se aprobó la partida de 4,3 millones de euros que la Diputación Foral de Álava destinará entre los años 2020 y 2022 para financiar la ampliación del tranvía a Salburua. El proyecto «que supondrá un fuerte impulso de la inversión pública en Vitoria y Álava, permitirá conectar de forma sostenible Salburua con el centro, la estación de autobuses y el campus universitario».

El presupuesto asciende a 24,83 millones de euros, de los que el Gobierno vasco sufragará 16,14 (65%) y tanto la Diputación como el Ayuntamiento 4,3 millones cada institución (el 17,5% cada una). Este proyecto de ampliación del tranvía contempla un nuevo trazado de 2,45 kilómetros que arranca tras la zona de maniobra de la parada de la calle Florida, que entrará en funcionamiento con la nueva extensión hasta el campus, y llegará hasta el norte de Salburua.

Ramiro González también ha expresado su ilusión por otro proyecto «estratégico» en la capital alavesa como es el futuro auditorio en el Paseo de La Senda. Los arquitectos Mariano y Pablo Bayón visitaron ayer jueves la parcela y «hablaron con ilusión del proyecto, dijeron que es perfecto para su ubicación. Yo creo que es posible realizarlo en esta legislatura. Es el proyecto que necesita Vitoria y Álava. Y es el momento de hacer realidad los proyectos».