La fiesta de Halloween en una disco de Vitoria que se tornó en pesadilla

Un bar ajeno a la información, decorado por la noche de Halloween./E. C.
Un bar ajeno a la información, decorado por la noche de Halloween. / E. C.

Además, diez menores de edad fueron identificados o se avisó a sus padres por consumir bebidas alcohólicas

EL CORREO

Pesadilla en Halloween. Los organizadores de una fiesta en una discoteca de Vitoria pensaban que la noche del 31 de octubre fuese un buen negocio o, por lo menos, un momento para la diversión. Sin embargo, todo se volvió en sueño frustrado después de que la Policía Local de Vitoria les obligase a cancelar el acto.

Y es que carecían del permiso municipal indispensable y tuvieron que devolver el importe de las entradas a los jóvenes que las habían adquirido de forma anticipada. Además, los agentes de la Guardia urbana denunciaron en la noche previa a Todos los Santos a otro local por superar el aforo establecido.

Tampoco tuvieron una buena velada las diez personas -tres de ellas menores- que fueron identificados por realizar botellón en la vía urbana. Otros cinco menores también tuvieron que aportar sus datos a agentes de la autoridad por comprar o consumir alcohol.

Otros dos adolescentes en alarmante estado de embriaguez fueron localizados por la Guardia urbana, que procedieron a contactar con sus padres para que se hicieran cargo de ellos. Incluso, uno de ellos tuvo que ser asistido por una ambulancia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos